Bischofszell: visita a las fuentes de Pascua

Este post viene con retraso, lo sé. Pero así os sirve para visitar el pueblecito el año que viene, teniendo una idea de qué encontraros. ;)

Luy y yo llevábamos tiempo queriendo visitar Bischofszell y comprobar de primera mano que era eso de las Osterbrunnen, y por fín este año nos decididmos a visitar el sitio.

Por lo que he podido leer en la Wikipedia, el origen de la celebración se localiza en una zona de Baviera (Alemania), pero se fue extendiendo por otros territotios y Bischofszell es ejemplo de esta tradición en Suiza.

Se trata de una celebración donde se decoran las fuentes de las ciudades o pueblos, como forma de agradecer la llegada de la primavera y el fin del invierno. La verdad es que lo que hemos visto en Bischofszell nos ha resultado muy bonito.

Este es un ejemplo de varias de las fuentes que vimos.

Fuente 1

Fuente 2

Fuente 2 - bis

Fuente 3

Fuente 3 - bis

Fuente 4

Fuente 6

Fuente 7

Fuente 7 - bis

Fuente 5

Fuente 5 - bis

No son todas, ni mucho menos. El folleto explicativo que había repartido por toda la ciudad mostraba un total de 24 fuentes, algunas de ellas bastante lejos del centro (algunas estaban a 40 minutos a pie).

Como podéis observar son bastante originales y coloridas. Cada una distinta, porque cada una tiene un sponsor o patrocinador distinto.

La verdad es que nos gustó mucho. Mereció la pena hacernos el viaje en tren, a pesar de equivocarnos (ahora lo sabemos) en la elección de la ruta y hora de salida.

Vimos que el S8, que pasa por Thalwil, nos llevaba más o menos directo sin muchos trasbordos. Sólo tendríamos que bajarnos en Weinfelden (que es la última parada del tren), y allí cambiar a un tren que nos llevaría directos a Bischofszell.

Viaje

Lo malo es que esta opción, con menos trasbordos, se hizo muy pesada. La línea S8 va haciendo muchas paradas, así que para cuando llegamos a Weinfelden estábamos hartos de tren, y aún nos quedaba el trayecto desde allí a nuestro destino final… xD.

Encima, pensamos que habría más cosas que hacer o ver en Bischofszell, y salimos temprano (como consecuencia, nos levantamos también hipertemprano). En realidad nos podíamos haber relajado más y disfrutar del pueblo con algo más de vida (a las 10.30 aún no había gente por la calle, jajaja) un poco más tarde.

Pero bueno, a las 12.30 estábamos listos y regresamos con un trasbordo más, pero con un viaje menos pesado ;).

Viaje regreso

Si no recuerdo mal, el billete ida/vuelta fueron 32 Chf, con Halbtax (¡Atención!: desde Thalwil; desde Zürich creo que hubieran sido unos 29 Chf).

Con todo y con eso, lo pasamos muy bien. Vimos algunas otras cosas que me llamaron la atención.

Bischofszell 5

Bischofszell 3

Bischofszell 4

Bischofszell 2

Bischofszell 1

Sin duda, algo a realizar en otra ocasión. Le dejo a Luy que os hable un poco más de la ruta que hicimos andando por Bischofszell mientras buscábamos las fuentes y otras cosas que seguro él os contará encantado. ;)

¿Conocíais esta tradición? ¿Sabéis de algún otro sitio donde se decoren las fuentes por Pascua?

 

Augusta Raurica

Una visita digna de hacer para los que vivimos aquí en Suiza, es ir a Augusta Raurica. Básicamente es un museo al aire libre de una antigua ciudad romana.

Me consta que para algunos de nosotros, hartos de visitar y ver restos de ciudades romanas (Itálica, Baelo Claudia o Emerita Augusta, por nombrar las tres españolas en las que he estado yo), esta pueda parecer otra más. Pero nunca está de más comprobar las diferencias entre las ciudades romanas de centro europa y España (la diferencia en el color de las piedras y materiales usados, llama mucho la atención) y saber, que el Imperio Romano se extendió bastante más allá de lo que pudieramos pensar (mal que les pese a algunos británicos… :P).

Decidimos ir de excursión usando el transporte público. :) El viaje de ida y vuelta nos salió por 28 CHF con la halbtax. El destino que debéis poner en la máquina es Kaiseraugst (pongo el enlace en inglés, que tiene más información).

En apenas 1h 30min llegamos a nuestro destino.

Itinerario

Y tras un corto paseo desde la estación de Kasieraugst, llegamos a nuestro destino. Está todo señalizado muy clarito.

A no ser que hagáis como nosotros, y decidáis saltaros las indicaciones, lo primero que os toparéis será con el museo. ;)

Nosotros nos desviamos justo cuando íbamos llegando al museo, y empezamos la ruta al revés. De esto nos dimos cuenta cuando vimos que íbamos en sentido contrario a todos los que nos cruzábamos, jajaja.

Aún así, vimos básicamente lo mismo:

El santuario de Grienmatt

Santuario 1

Santuario 2

Vacas

(lo de las vacas que aparecen en el link era tal cual  xD)

 

El anfiteatro (de eso tengo fotos muy cutrecillas, sorry)

Anfiteatro 1

Anfiteatro 2

 

El lapidarium

Lapidarium 1

Lapidarium 2

 

La curia

Curia

 

El teatro

Teatro

Teatro 2

 

La taberna

Taberna 1

Taberna 2

 

Los baños

 

La casa con el pozo

Pozo

Y muchas más cosas… :)

Ahora, mientras escribo este post estoy mirando la página oficial del yacimiento y me doy cuenta de que hubo cosas que nos faltó por ver: la cloaca, las canalizaciones de agua, el monumento funerario, etc… ¡Habrá que regresar! Jajaja.

Sin duda es una visita curiosa, cerca de Zürich y lo que es mejor…. gratis!. :)

Sólo hay que pagar si quieres ir entrar en el museo, el resto de monumentos y yacimientos es de entrada libre.

¡No tenéis excusa!

 

Basler Weihnachtsmarkt

Este año nos estamos dedicando a salir de mercadillos de Navidad, cuando llega el fin de semana. Uno de esos mercadillos elegido fue el de Basel.

El Basler Weihnachstmarkt es uno de los más grandes del país. En realidad son dos mercadillos, no uno. Por un lado tenemos el de Barfüsserplatz y por otro el de la cercana Münsterplatz.

Nosotros visitamos ambos, y si tengo que elegir, en cuando a número de tiendas gana el de Barfüsserplatz, aunque el de Münsterplatz tiene puestecillos interesantes y además contaba con un restaurante “pop up” de fondues… Ñam, ñam!

Aquí os dejo algunas fotitos de las cosas que me llamaron la atención en ambos.

Mercado 1

Mercado 2

Mercado 3

Mercado 4

Mercado 7

Otro mercado 1

Eso de arriba, decoraba el tejadito de una de las casetas. Se parece mucho a la máquina de coser de mi madre!

Otro mercado 2

En este puesto de arriba vendían salmón ahumado… y lo ahumaban ellos allí mismo! (y de paso nos ahumaban a nosotros también :P)

Cerca del mercadillo de la Münsterplatz se encontraba el árbol que cada año decora la casa de adornos navideños Johann Wanner.

Arbol 1

Arbol 2

Tengo que investigar si esta tienda de Basel está abierta todo el año, como le pasaba originalmente a la Christmas Shop de Londres, que cerró sus puertas físicas (siguen vendiendo online) en Enero de 2015.

Cuando nos llegó el turno de almorzar lo tuvimos claro al ver la caseta-restaurante de fondues en Münsterplatz.

Otro mercado 3

Fondue

Nos ayudó a entrar en calor. A pesar de todo, he de decir que tuvimos muchísima suerte con el tiempo. Salimos de una gris Zürich, y llegamos a un soleado Basel. Eso sí, 2 grados de temperatura y un poco de viento helador. Pero la fondue nos ayudó a aguantar el tirón :)

Luego estuvimos paseando un poco…

Basel 1

Basel 2

Volvimos al mercado de la Barfüsseplatz para realizar algunas compritas antes de marcharnos y hacer fotos del ambiente con las luces encendidas.

Mercado 5

Mercado 6

Mercado 8

Allí pudimos fotografiar bien de cerca esta Weihnachtsyramide. Ya os hablé un poco del origen de este tipo de contrucciones, el año pasado en este post.

Piramide

Y tras esto, emprendimos el viaje de regreso a casa.

¿Habéis estado en este mercado de navidad? ¡Os lo recomiendo totalmente para otro año!

Flieger Flab Museum en Dübendorf

El mismo día que visitamos el Sauriermuseum en Aathal, aprovechamos para conocer el Flieger Flab Museum en Dübendorf.

Flieger flab

Lo bueno era que aprovechábamos la misma línea de tren S14 que nos llevó a Aathal, para regresar hasta Dübendorf.

Anreise Fliger Flab

Andando

¿Por qué ir a este museo de aviación  tan pequeñito, cuando en Lucerna se encuentra el Museo Suizo de Transporte?

Pues primero, porque no queríamos movernos muy lejos de Zürich capital.

Segundo, porque para un niño de 2.5 años es muy problable que el de Lucerna sea excesivamente grande, lo que alargaría la visita aún más de la cuenta (cansancio, hambre, llantinas, etc).

Tercero, estaba cerca del Sauriermuseum y así aprovechábamos el ticket de tren.

Cuarto… las dos adultas que íbamos, así lo decidimos… :P

El museo consta de dos o tres salas grandes ubicadas en un hangar. Nosotros sólo pudimos visitar dos porque la otra cerraba a una hora determinada y no nos dimos ni cuenta de visitarla primero.

La primera de las salas está dedicada a aviones de primera generación, años 20 a 50 aproximadamente.

Museo 2

Museo 1

Museo 3

Museo 4

Museo 5

Museo 6

En la segunda sala de exposición se exhibían aviones un poco más modernos, a partir de los años 60 en adelante.

Museo 7

Museo 8

Dron

Había también una parte dedicada a sistemas de radar, comunicaciones y radio control y sistemas antiaéreos.

Mesa control

Radarbateria antiaerea

Comunicaciones 1

Comunicaciones 2

Es un museo pequeñito, pero está muy apañado. La entrada cuesta 15 Chf para adultos. Tiene simuladores de vuelo (Mirage III, P 3, Boing 737) pero hay que pagar la entrada aparte y no son baratos.

Lo bueno de un museo como este, es que no estaba masificado de gente como el de Lucerna. Tan sólo éramos mi amiga Ana (y el nene) y yo visitando las salas. Todo el museo para nosotras disfrutarlo y fotografiarlo a mansalva.

¿Lo conocíais?

Sauriermuseum en Aathal

Una de las cosas que, sobre todos los que tenéis niños, podéis hacer aquí en Zürich, es visitar el Sauriermuseum en Aathal. Bueno, el resto de nosotros mortales sin niños deseosos de hacer algo nuevo en esta zona, también puede ir a visitarlo :P.

No está demasiado lejos de Zürich HB. Con la línea de tren S14 se llega directo desde HB hasta Aathal en unos 35 minutos.

Anreise Aathal

Desde Aathal, sólo hay que seguir la indicación hacia el museo y se llega en nada.

andando

Una vez allí, descubres que tienen réplicas de dinosaurios por todas partes… :P

Museo 1

Museo 2

Una que cosa que no me quedó clara es si los esqueletos que tenían expuestos en algunas salas eran de verdad o reproducciones.

Saurier 3

Saurier 4

Pero en cualquier caso, la forma en que los exhiben es impresionante y te da una idea de lo enorme que llegaban a ser algunos de estos bichos.

Saurier 2

Saurier 1

A mí lo que me gustó más es la sección de fósiles (estos sí se veían que eran reales). Tenían algunas piezas muy interesantes, bien por la perfecta forma de conservación (el pez que se come a otro pez es un ejemplo de ello), bien por el tamaño de la pieza expuesta (las estrellitas de mar).

Fosil 1

Fosil 2

Fosil 3

Fosil 4

La entrada cuesta 21 Chf para los adultos, que si bien me pareció carete en un principio, luego se amortizan porque el museo, a diferencia de lo que pueda parecer, es enorme. Y la tienda tiene muchas cosas, desde peluches con todos los dinosaurios habidos y por haber, libros científicos y divulgativos, camisetas, bolsas, DvD, películas, etc.

Dentro del museo hay una zona con toboganes y diversos juegos de niños. Una zona de picnic y un imbiss (que nosotros pillamos cerrado por ser entre semana y noviembre). Además de un jardín con dos réplicas de dinosaurios que harán las delicias de niños y adultos si se pasa cerca de ellos… se mueven!

Yo fui con mi amiga Ana y su niño cuando vinieron de visita y el nene disfrutó de lo lindo buscando dinosaurios y antepasados de tiburones por todos lados…

La verdad, está muy bien. ¿Habíais ido al Sauriermuseum de Aathal alguna vez?.

 

Gruyeres (II)

Con la visita de nuestra amiga Ana, aprovechamos para visitar el museo de HR Giger.

Siento no poner fotos: no estaban permitidas. :(   Y aunque sé que alguna que otra (ejem, ejem) sacó fotitos con su móvil a su retoño de manera subrepticia (:P), yo no tuve las agallas (será que me da miedete a que me pongan una multa y tener un manchita en el historial suizo, jaja).

Pero empecemos por el principio. ;)

Esta segunda vez que visitamos Gruyeres (la primera fue también este año, en febrero), lo hicimos usando transporte público.

No es díficil, aunque se hace pesado tanto cambio de trasporte.

Camino 1

Camino 2

Una vez que llegamos a Gruyeres, vimos que aquello, como la playa del tanguillo de Cádiz “Los duros antiguos“, era una feria, jaja.

La verdad es que hizo un fin de semana precioso, despejado y cálido. Si ya de por sí, Gruyeres es un destino turístico muy visitado, en un día como el que nos hizo, se notaba incluso más.

Gruyeres 1

Gruyeres 2

Después de un pequeño paseo por el pueblo, entramos en el museo Giger, que nos sorprendió gratamente.

Gruyeres 3

Tuvimos que despertar al enano (había que dejar la sillita en la zona de recepción), lo que provocó un par de llantos, que se fueron prontito en cuanto le dijimos que íbamos a ver tiburones, jaja.

Y allí que nos fuimos, cada uno viendo las cosas que quería: unos aliens y arcos con forma de vértebras, el otro tiburones y trenes, por todos lados. xD

La entrada del museo son 12.50 Chf. No me aprece excesivamente caro, sobre todo si tenemos en cuenta que otros museos como por ejemplo el Museo Nacional Suizo de Zürich, vale 10 Chf. Eso sí, la entrada se amortiza por lo grande del museo. O a lo mejor no es que sea grande… es que es laberíntico. No me extraña que la propia página web la califique como “la barriga de la bestia“.

Para hacer alguna que otra fotito, entramos en el bar para tomar una cola. Aunque yo hice sólo fotos de Luy, así que no tengo ninguna sólo del bar para publicar. Lo mismo el propio Luy sí tiene.

Llegados a este punto, yo estaba hambrienta así que entramos en uno de los muchos restaurantes de la calle principal. Nuestra elección, por supuesto, fue fondue de queso :).

Para bajar la pechá de queso, pan y patatas que nos metimos, nos fuimos a dar una vueltecita.

Gruyeres 4

Gruyeres 5

Yo entré dentro de la iglesia que no visité en febrero.

Gruyeres 6

Cuando ya se fue yendo la luz, sólo quedaron claros y sombras en el valle….

Gruyeres 7

… y supimos que era hora de emprender el regreso.

Nuestra última parada, fue breve. Apenas para entrar en la recepción de la fábrica de queso gruyere que muestra a los turistas la producción de tan famoso manjar.

Gruyeres 9

Gruyeres 10

No teníamos tiempo de hacer la visita, pero vimos por fuera el paraíso de los ratones como yo… :)

Gruyeres 8

Esto de la fábrica de queso nos queda para la próxima visita. Siempre hay que dejar algo pendiente, ya lo sabéis, jajaja.

Lo que sí nos trajimos de Gruyeres era un paquetito de merengues. Nos llegaron a casa un poco machacados, pero los aprovechamos “nevando” por encima un heladito de Moevenpick… todo un descubrimiento.

Helado y merengue

Y hasta aquí, la segunda crónica sobre Gruyeres del año. Como Terminator… I will be back…

 

San Juan de Luz (Francia)

Estando San Sebastián tan cerca de Francia, dimos también el “salto” a una pequeña localidad turística francesa llamada San Juan de Luz (Saint Jean de Luz en francés). Forma parte del llamado País Vasco Francés y está a unos 30 minutos en coche de San Sebastián.

Luz 1

Cuando llegamos, vimos que estaban celebrando algún tipo de festividad relacionada con el mar, porque había muchos barcos engalanados y tenían visitas a estos por la tarde.

Luz 2

El pueblito me recordó a Le Grau du Roi en Francia, en la zona de Camargo, donde vive familia de Luy.

Estaba lleno de mucha gente, supongo que entre las festividades y ser destino de costa, atraía a mucha gente.

Luz 6

Luz 3

Luz 5

La iglesia de San Jaun Bautista me llamó la atención sobre todo por su sistema de corredores. Me recordó a las corralas de teatro que ví en Almagro hace ya muchos años.

Luz 12

Luz 11

Había muchas tiendas de lencería de hogar con bordados del Lauburu, el símbolo de la cultura vasca.

Luz 7

Otro de los símbolos de San Juan de Luz, parecían ser los pimientos rojos, ya que estaban por todos lados adornando hasta las tiendas…

Luz 9

Luz 10

Luz 13

Desde lejos, vimos la Casa Joanoenia. También llamada Casa de la Infanta) porque la infanta Maria Teresa de España se hospedó allí antes de su boda con Luis XIV), me recordó un poco a los palacios venecianos.

Luz 4

Y ya que mencionamos a Lius XIV de Francia, también tenía casita en San Juan de Luz.

Luz 15

Luz 14

Almorcé unos maravilloso mejillones en uno de los locales pegados al mercado de Les Halles.

Luz 8

Me quedé con ganas de ver más de esta localidad. Si digo que me gustaría volver supongo que no os extrañaríais.

Creo que sería ideal como escapada tranquila de fin de semana. La cuestión es buscar conexión fácil para llegar hasta allí. ;)

¿Conocíais este sitio?

 

Pasajes

Nuestra visita a Pasajes nos resultó sencilla y preciosa.

No es para menos, ya que este singular municipio usa aún una barcaza para ir de un lado a otro de la localidad.

Pasajes 1

Pasajes 1

Pasajes 2

Pasajes 2

Cuando la paseamos, me dio la impresión de que tenía una única calle principal a cada orilla, aunque en realidad se extiende hacia arriba en una pequeña colina.

Lo que ocurre, que la parte más concurrida es la que linda directamente con la ría.

Pasajes 3

Pasajes 4

Pasajes 5

Empezamos a andar por esa “calle principal” y dimos a la entrada de la ría. Allí vimos el faro y varias fuentes que emanaban directamente de la roca.

Pasajes 6

La arquitectura de Pasajes me llamaba fuertemente la atención. Supongo que me recordaba en esencia lo que he visto por otros lugares de Suiza.

Pasajes 7

Desde la otra orilla, Pasajes era así….

Pasajes 8

Y de vuelta a la otra orilla, pasando por el arco…

Pasajes 9

Muchos de los edificios tenían en sus bajos un arco así para permitir pasar por debajo. Estaba curioso.

A mí me gustó muchísimo y disfruté de su tranquilidad y estilo de vida pausado. No me extraña que el escritor Víctor Hugo residiera allí un tiempo y se inspirara en sus paisajes para escribir un libro titulado “Alpes y Pirineos”.

Totalmente recomendable una visita a Pasajes.

 

Tolosa

Una de las excursiones que hicimos desde nuestra base en San Sebastián fue la pequeña localidad de Tolosa.

Tuvimos la mala pata de llegar justo a la hora del almuerzo, ya que salimos tardecillo de San Sebastián. De esta manera, la impresión que tuvimos del pueblo es de que estaba muerto, pero es que la gente estaría comiendo y las tiendas y comercios estaban cerrados.

Aun así, estuvimos callejeando un poco por la localidad y tuve la oportunidad de sacar unas cuantas fotitos que ahora comparto con vosotros.

Tolosa 1

Tolosa 2

Tolosa 3

Tolosa 4

Esta es la Plaza de la Verdura, que mí me pareció preciosa. Los números de los puestos de frutas y verduras esán pintados sobre los pórticos arcados de fuera.

Tolosa 7

Este nombre de calle me sacó una sonrisa… ¿por qué sería? ;)

Tolosa 1

Otra vista de la localidad…

Tolosa 2

 

Para almorzar nosotros, decidimos entrar en una maravillosa vinoteca llamada Solana 4. No tiene página web, pero sí reseña en Tripadvisor. La cocinera nos fue presentando los platos que iba haciendo allí mismo con productos de temporada y locales.

No hice muchas fotos de esos platos, no porque no lo merecieran, sino porque prefiero disfrutar comiéndolos y además, si hacía foto, volaban antes de que yo pudiera meter el tenedor, jaja.

Tolosa 5

Todo estaba buenísimo, y nos encantó el servicio y la atención al detalle de la cocinera. Además no estaba nada mal de precio (comida para 4 personas, por 45 euros aprox.).

Allí en Tolosa, vimos esta máquina expendedora de productos lácteos (quesos, leche, yogures, etc). Me llamó mucho la atención.

Tolosa 9,

Otra de las cosas de las que pudimos disfrutar fue de unas tejas y cigarrillos (dulces) de Tolosa. Nos explicaron en la oficina de Turismo, que en la localidad había dos grandes casas de horneo, la famosa de Eceiza y la Gorrotxategi.

Intentamos entrar en Eceiza, pero nos la encontramos cerrada a cal y canto. Así que visitamos la Gorrotxategi, que además tenía zona de cafetería donde nos sentamos a tomar la merienda.

Y después de esto (un par de tejas de Tolosa… :P) nos volvimos a San Sebastián. :D

 

San Sebastián

La segunda base que tuvimos en País Vasco, fue la ciudad de San Sebastián o Donosti.

Es muy bonita, pero a mí me agobió la gran cantidad de turistas que paseaba por su boulevard o por el paseo por encima de la Playa de la Concha. Además que iban como muy puestos, muy arregladitos y emperifollados, ya desde primeras horas de la mañana. A mí que soy de las de ir en pantalónpirata o corto cómodo y camisetas de tirantes, gorra o sombrero para protegerme del sol y nada o casi nada de complementos, me hacía gracia verlas a ellas y ellos tan arreglados. ¿A qué hora se habían tenido que levantar? Jajaja.

Otra de las cosas que me pareció un poco cliché, es la Playa de la Concha… parecía que no existiera nada más en San Sebastián. Cientos de turistas haciendo fotos de las balaustradas, farolas, playa, etc…

Yo también, para qué negarlo, pero vamos, que digo yo, que alguna otra cosa habrá, ¿no?

Donosti 1

Donosti 2

Donosti 4

Donosti 5

Donosti 6

Donosti 7

Incluso cuando subimos al Monte Igeldo, hicimos fotos de la Concha… :P

Donosti 9

Donosti 10

Donosti 11

Sin embargo, la zona del Palacio de Miramar, estaba bastante tranquila de turistas. Cosa que agradecí. :)

Donosti Palacio de Miramar

Donosti Palacio Miramar 2

Durante nuestra estancia en Donosti, fue una de las pocas ocasiones, por no decir la única, en que nos llovió. En concreto una tarde, que cayó una tormenta de tres pares. pero por lo demás, salvo esas nubes que véis en la foto, ni una gota. Eso sí, había un bochorno horrible porque esas nubes no dejaban refrescar el ambiente y se notaba bastante la humedad.

Uno de esos días, decidimos acercarnos andando hasta el famoso Peine de los Vientos de Chillida. No tengo fotos, por la sencilla razón de que cuando íbamos llegando a las inmediaciones, nos topamos con este cartel…

Donosti 8

Entre las pruebas gastronómicas que hice en San Sebastián están estos pastelitos, llamados Goxua.

Donosti 3

Los goxua tenían una capa base de nata, con una fina lámina de bizcocho y un recubrimiento de crema pastelera y caramelo.

Si os digo la verdad, me sobraba la base de nata, que no me gustó nunca. Era tan sumamente empalagoso que no comí nada más en varias horas… que no digo que estuviera malo, que no lo estaba, pero ciertamente no es un pastelito para mí. ;)

El último día en San Sebastián el mar estaba bastante revuelto y se podían ver, incluso de lejillos, las olas rompiendo bien dentro del paseo marítimo.

Donosti 20

Cerca del antiguo muelle pesquero, ví esta iglesia que me encantó. También con sus barquitos colgados del techo.

Donosti 21

Donosti 22

La zona del muelle me dió una estampa muy bonita, con este abuelete pintando los barquitos anclados a puerto.

Donosti 40

O estas bellezas que me hicieron babear frente al escaparate del cocedero…

Donosti 41

Y eso es todo lo que cuento de Donosti…

Donosti mural

El resto mejor que lo descubráis y juzguéis por vosotros mismos visitando esa maravillosa ciudad. ;)