Desde Dublí­n 2 hasta Blackrock… andando

Ya que Luy está tardando en escribir esto me aprovecho y le pillo la delantera (y de paso el mapa… :P)

El domingo pasado como no hizo malo del todo (algún que otro claro entre tanta nube), nos fuimos a dar un paso con una amiga.

No tení­amos claro dónde querí­amos ir, así­ que decidimos ir a la playa de Sandymont. Este lugar fue testigo de nuestra llegada a Irlanda allá por Marzo de 2007.

Salimos desde nuestra casa y cuando llegamos allí­ comprobamos que habí­a marea llena, así­ que de dar un paso por la orilla nada de nada. Así­ que decidimos seguir andando, bordear la lí­nea de tren y ver hasta dónde llegábamos.

Y llegamos a hasta Blackrock, tras 13.5 Km de caminata. Increí­ble pero cierto… lo mejor de todo es que no nos habí­amos ni cansado, ninguno de los tres.

Que dí­a más largo…

Qué dí­a más largo se presenta hoy…. Son las 6:20 de la mañana y llevo en el salón, levantada, desde las 5:40.

A las 5 me desperté y ya no he podido pegar ojo… es curioso comprobar que Dublí­n a esas horas duerme. No se oí­a un alma en la calle. Nada.

Ahora escucho los camiones de descarga que surten la tienda de abajo de casa. Dentro de poco sonará nuestro despertador y comenzará nuestra rutina: desayuno, ratito de tele, hacer la cama, vestirse y al curro.

Pero ahora estoy disfrutando de esta calma…

Tengo sueño otra vez…. :(

Anoche cuando nos metimos en la cama (10:45 pm), empezamos a oí­r un ruido proveniente de la pared de nuestra habitación, el muro que separa nuestra habitación del cuarto de invitados (dentro de nuestra misma casa).

Parece ser que un bicho (no quiero pensar que pueda ser, que me da cosita… : S) o bien se ha quedado atrapado ahí­, o bien ha decidido hacer su nido en ese sitio aprovechando algún hueco en el muro exterior para entrar.

Lo más escalofriante es que el jodí­o/a  no se estaba quieto: lo mismo sonaba a la altura del radiador, que lo oí­amos subiendo hacia arriba. Como tenemos un boquete de ventilación justo encima de la cama, pues a mí­ me daba por pensar que se podrí­a salir por ahí­, y caer directamente sobre nosotros… así­ que no he pegado ojo en toda la noche. :(

Hacia las 4 a.m. ya no podí­amos más y decidimos hacer de invitados en nuestra propia casa, abriendo el sofá cama del salón y dormir allí­. :)

Cuando nos las prometí­amos felices, apagamos la luz, cerramos los ojos… y empieza a sonar la alarma antirrobo de la lavanderí­a chamuscada… :S

Y así­ ha estado sonando intermitentemente hasta las 7 de la mañana, cuando nos hemos despertado. Bueno, cuando me fui al curro aún seguí­a sonando… :(

He llegado al trabajo destrozada, directa a tomarme un segundo café, y a esperar que el bicho se haya ido de aquí­ a esta noche (y que alguien haya desconectado la alarma de la tienda), y podamos dormir tranquilos.

O eso, o me toca de nuevo comprarme tapones para las orejas….

Las simples cosas

Otro de los posts que tengo atrasados desde hace unos meses, es el concierto de Buika.

Allá a finales de Mayo, me llegó un email con los eventos que tení­a programado el National Concert Hall y entre ellos habí­a un concierto de esta mallorquina de origen guineano, criada en un barrio gitano. Con esa mezcla la fusión de ritmos y culturas que desprende la hacen una artista única.

Impresionante la voz desgarrada que tiene, y el arte gitano que desprende por los cuatro costados. Es digna de verla haciendo fotos a los músicos entre actuación y actuación (e incluso en los interludios instrumentales de las canciones). Y la complicidad con el público es increí­ble… y claro el público se le entregó totalmente…

Canta descalza, porque dice que así­ siente la música y canta mejor. :) Y lo mismo que se crece cuando está sobre un escenario, se ruboriza cuando el concierto termina y se da cuenta de que es a ella a la que aplauden.

Muchas canciones me gustan de ella, pero esta en concreto la borda… Marí­a José, esta va por tí­, adivina por qué… ;)

Las simples cosas

Empieza el curso

Como bien dice nuestra amiga Bea, en Septiembre empieza el curso, y con él los nuevos proyectos y planes. :)

Esta vez no voy a decir nada nuevo, nada que no haya dicho ya, sobre todo porque como dice este estudio, luego soy de las personas que no cumplirán los objetivos.

Tengo mi lista hecha, una lista mental, pero me la reservo para mí­ :)

Solo diré, que intento cambiar cosas en mí­… ;)

http://www.dailymotion.com/swf/video/x10qc7?additionalInfos=0
Jennifer hudson – I Am Changing
Uploaded by Candy31. – Watch more music videos, in HD!

Un año más (Oda a las canas)

Bueno, pues desde hace justo una semana, ya tengo 34… por fí­n tengo la edad que llevaba un año diciendo que tení­a.

Mi despiste habitual hizo que todo el año pasado en lugar de decir que tení­a 33 (la edad de Jesús), dijera que tení­a casi 34… y claro, al final lo decí­a sin el casi. En fí­n que se ve que ya voy perdiendo la memoria, pero en lugar de quitar, yo pongo… mejor que nadie, ea!

Lo peor de la edad no es darte cuenta de que te van saliendo canas, no.

Mis canas llevan conmigo ya algún tiempo (desde los 18 añitos) y muy contentas con ellas, que mis esfuerzos y disgustos me han costado… jejeje. En eso salgo a la familia de mi padre, somos de canas prontas.

Lo peor de cumplir edad es cuando el otro dí­a me dí­ cuenta de que además de caérseme el pelo, se me caen las canas. Me encontré con una caí­da sobre el jersey y me dió una pena tremenda. Se suponen que son más resistentes que el pelo normal, así­ que casi le rendí­ honores a mi cana… Esto de dejarse el pelo largo es lo que tiene, que se vuelve más débil (al menos a mí­) y claro, mis preciosas canas también lo sufren.. :(

Y ahora foto de los regalitos:

Oh, sí­… eso que véis en dos tomos es mi propio blog :)

No pensé que un poco menos de 5 años de blog dieran para tanto… jajaja.

Gangas de verano

Pues regresamos hace casi una semana de las vacaciones, que como siempre han sido muuuuy cortas. Pero me han servido para traerme algunas cositas hechas ;)

Entre ellas, terminarme el libro que estaba leyendo. Como lo de tener un libro en la mesita de noche siempre ha sido mi obsesión, me he comprado nada más regresar a Dublí­n este libro :)

La peli (de Julia Roberts) tiene buena pinta y la estrenan creo a finales de Septiembre. Como me gusta eso de leer los libros antes de ver las pelis, me he comprado la edición impresa, a ver si me lo termino antes del lanzamiento cinematográfico. :)

Y otra cosita que ha caí­do en rebajas, esta vez en España…

Luy me llevó a la Plaza de Pontejo en Madrid… un paraí­so para todos aquellos que disfrutan con una aguja, una tela y mercerí­as… y con el orden, que hay que ver que bien clasificado tienen todo en esas tiendas… XD.

Y claro, pasó lo que pasó que aunque las telas de allí­ no me terminaron de gustar, pues acabé con el gusanillo de comprar retales por si alguna vez me viene la inspiración.

Así­ que acabé en el “Cortinglé” de c/Princesa en la sección de tejidos (séptima planta). Los restos estaban a mitad de precio, así­ que me compré estos por la mitad de lo que poní­a en la etiqueta.

A ver que se me ocurre hacer con ellos ahora. Por que esto de comprar telas sin tener en claro o en la mente que vas a hacer con ellas no es muy normal, así­ que ahora estoy ahí­, mirándolas a ellas, y ellas mirándome a mí­. Aunque claro, incluso si no hago nada con ellas en un tiempo les saco partido. Teniendo en cuenta el precio de las telas de aquí­, estas son una ganga incluso sin darles uso! :D

Y esperando de vuelta en el aeropuerto cayó una revista de moda (por si me inspiraba). Lo malo de estas revistas españolas es que para donde yo vivo, los diseños son bastante “fresquitos”, incluso si son el avance de Otoño-Invierno. De todas maneras me gusta tenerlas y ojearlas de vez en cuando.

En casa de mi madre tenemos unas pocas de hace miles de años… pero como la moda no se acaba (se recicla) nunca se deben tirar, porque quién sabe… a lo mejor de nuevo regresan las hombreras ochenteras (por tercera vez… XD)

Haciendo un paréntesis

Me parece mentira que en 24 horas vaya a estar merendando en Cádiz…. :) Que deje el otoño que ya ha venido a Dublí­n, para llegar al verano :)

Por fin un descanso… el de abril no cuenta. Eso no fue descanso, ni por el motivo de la escapada :( ni por el accidentado regreso a Dublin (un avión con tres dí­as de cancelación debido a un volcán, un cambio de aeropuerto de partida desde Sevilla a Madrid y un tren con bastente más de 4 horas de retraso para llegar a Madrid…) :S.
La escapada de Abril, como digo no cuenta como vacaciones… además me fui yo solita y no viajamos juntitos esa vez :(.

Pero eso da igual ahora… porque mañana estaré merendando a sol de Cádiz. :)

Un montón de cosas que hacer allí­, los primero dí­as serán ajetreados :) pero intentaré sacar tiempo para ir a pasear a la playa por la mañana bien temprano (entes de las 9 de la mañana, que si no me quemo…) o al caer el sol, disfrutar de los amigos que no anden de vacaciones, y llamar a los que lo estén, “jartarme” de pescaí­to y reirme de la vida… :) A ver si entre tanto me termino el libro que me estoy leyendo ahora, que a mí­ siempre me gustó leer en la playa.

Y luego subida a Madrid, para cazar vestidos ;) allí­ y alguna que otra cosilla (en el tren hacia Madrid me va a dar tiempo a terminarme el libro fijo… XD).

Moher Lodge

Uno de los muchí­simos post que tengo atrasados es la crónica del viaje que hicimos con nuestra amiga Ana al Burren-Moher-Galway-Conemara-Kylemore Abbey.

No sabrí­a por donde empezar, sobre todo después de tanto tiempo, pero lo primero que se me viene a la cabeza de ese viaje, además de que escojimos el fin de semana más caluroso, con temperaturas que rozaban los 28 grados, es el B&B en el que pasamos nuestra primera noche del viaje: Moher Lodge.

Moher Lodge
Cliffs of Moher
Liscannor, Ireland
Telf. +353 (0)65 708 1269
web: http://www.cliffsofmoher-ireland.com/

Nuestro viaje empezó sobre las 17h en sentido Galway, para luego ir bajando hacia el B&B. Como un buen rato antes de llegar el GPS de Luy se quedó frito… imagino que la zona del Burren, con sus impresionantes desiertos de piedras, tuvo algo que ver. Pero para eso tení­amos el GPS alternativo (a.k.a. yo).

burren-1

En fí­n, que llegamos sobre las 21h al Moher Lodge.

senalmoher

Si hacéis el viaje a los acantilados de Moher en el mismo sentido que nosotros, el Moher Lodge será literalmente la primera casa que veáis a la derecha, nada más dejar atrás la entrada principal al centro de visitante de los acantilados. Se podrí­a, perfectamente, ir andado desde este B&B a los acantilados.

fachada

Nada más llegar, Mary y Patsi Considine nos recibieron amablemente y nos hicieron sentir como en casa. Cuando comentamos que querí­amos ver los acantilados de Moher al atardecer y Mary se enteró que aún no habí­amos cenado aún, se ofreció cariñosamente a prepararnos unos sandwiches para llevar. :)

Mientras Mary preparaba los bocadillos con todo el esmero del mundo, Patsi nos enseñó la que serí­a nuestra habitación esa única noche.

Castle Room es una habitación triple con cama doble y dos individuales, en la parte alta de la casa-granja. íbamos a ser tres personas en la habitación, y las dimensiones de aquel “castillo” (ahora sabemos por qué decidieron llamarla Castle Room), eran bastante considerables. Tení­a hasta su salita, con su mesita y sus dos sillas. Claramente la habitación es la que Mary y Patsi dedican al uso para las familias que les puedan visitar.

Un cuarto de baño con ducha amplio y luminoso, con sus pertinentes juegos de toallas, jaboncitos y gorros de baño. Todo cuidado al mí­nimo detalle.

Después de admirar un ratito la habitación, bajamos al salón de la casa, donde la chimenea estaba encendida. Todo un detalle a agradecer…. si no hubiera sido porque, como ya dije, ese fin de semana de Mayo fue (y creo que hasta la fecha lo ha sido) el más caluroso vivido en Irlanda.

Mary nos dió algunos consejos sobre dónde y cómo aparcar el coche en el mismí­simo aparcamiento oficial de los acantilados sin pagar un duro (ahí­, que se note que somos españoles…), y resultaron ser ciertos. ;)

Y mientras nos zampábamos los bocadillos, admiramos la puesta de sol en un sitio que tiene un significado muy, muy especial para Luy y para mí­. :)

Regresamos a “casa” para dormir… yo, más bien poco, pero es que se me olvidó mi antifaz (el que uso en este tipo de viajes, porque sé que las cortinas gordas y las persianas escasean en este paí­s), así­ que a las 5 de la mañana los ojos se me abrieron como platos.

Por la mañana el desayuno… no voy a hablar mucho de los desayunos en este tipo de sitios, porque todos sabemos lo bueno que están. Las porciones eran generosas, y tení­an zumo de naranja natural, natural!! :) Mi amiga Ana probaba por primera vez, creo el desayuno irlandés… y creo que quedó impactada con él. :)

Y luego a recojer nuestras cosas y visitar los acantilados ya de dí­a.

Parece ser que quien prueba en Moher Lodge repite… eso fue lo que pensamos cuando Mary nos dijo que habí­a una pareja alemana alojados en el B&B que iban o bien todo los mayos, o bien todos los septiembres desde hace 13 años… a nosotros nos deseó vernos por allí­ el año que viene. Cuando le dije la razón por la que seguramente no estaremos por allí­ en esas fechas, le dió una alegrí­a tal que además de felicitarme me abrazó y me dió dos besos, como si fuera alguien de su familia… :D

Con un trato como el de Mary y Patsi, no me extraña nada que la gente repita….!