Berna, la ciudad de los osos

Pues una vez que se ha marchado la primera de nuestras visitas, toca hacer un resumencillo de las ciudades que he visto con mis amigas.

La primera en caer fue Berna, la capital federal Suiza, vamos la capital.

Mucha gente piensa que la capital de Suiza es bien Zürich o bien Ginebra, y se olvidan que Berna es en realidad la que se lleva tal honor.

Berna está ligada a la figura del oso desde que uno de los duques de Zähringen venciera a uno de ellos y fundara así­ la ciudad. (Oso en alemán es Bär). De hecho también pudimos ver allí­ un foso donde hay osos, como sí­mbolo de la ciudad (por cierto que los osos eran finlandeses…. XD)

 

Un alto en el camino

Tenemos nuestra primera visita en Suiza! :)

Vinieron con un poco de retraso el domingo, con pérdida de maletas incluidas, pero ya están aquí­ 4 de mis niñas: Julia, Bego, Inma y Patri :)

Estos dí­as Luy disfruta de un harén particular en casa XD…, y yo de una ronda de visitas por distintos sitios de Suiza, lo que hace que no pueda actualizar mucho el blog.

El lunes fuimos a Berna, ayer martes a Lugano. Hoy miércoles las he mandado solitas a Basel, porque yo ya estuve allí­.

Evidentemente tengo poquito tiempo y haré un resumen de las visitas en cuanto vuelva a disponer de él, pero os dejo con algunas fotitos que hice ayer en el camino de regreso a Zürich desde Lugano.

 

 

Fundación Beyeler (Basel)

Pues de las cosas que hicimos en Basel, además de pasear y tirar fotitos, fue irnos a ver este museo.

La entrada cuesta la friolera de 25 CHF, que traducido resulta (al cambio de hoy miércoles), 21 euros.

Yo no entiendo de arte moderno, ni puedo juzgar si la entrada es cara o barata en comparación con las obras que esta fundación alberga (para gustos los colores), pero la verdad es que me lo pasé muy bien :)

La fundación está enclavada en mitad del campo, con sus vaquitas y todo.

Contiene obras de Picasso, Warhol, Lichtenstein, etc (se nota que estoy copiando de la Wiki? :P), y a mí­ me dejó con la impresión de haberme equivocado de carrera… XD Si lo llego a saber me pongo a alquitranar lienzos y me gano una pasta. Pensadlo la próxima vez que cojáis el coche y piséis una carretera… no es un camino, es una obra de arte….. extensa. XDD

(Qué pena que no recuerde el autor del susodicho cuadro, y que sea incapaz de encontrarlo en internet… :P)

 

 

Basel, primera visita fuera de Zürich

Tení­a este post pendiente de escribir, desde hace ya algún tiempo. Ya ni recuerdo cuándo fue que fuimos a Basel… fijáos, que por aquel entonces hací­a sol y todo… XD

Basilea, como se la conoce en italiano (y creo que en español también) es una ciudad que limita con Alemania y con Francia. Su rí­o no es otro que el famoso Rin.

Llegamos a Basel en tren, en menos de una hora de trayecto. De las cosas que más me gustan de Suiza es su localización geográfica dentro de Europa, y su sistema de trenes. :)

Lo malo es que al visitar la ciudad en domingo pues no habí­a mucho que ver. Bueno, museos e iglesias sí­; tiendas, comercios e incluso sitios donde comer o tomar un café ya era harina de otro costal. :S Más vale planificar las visitas un sábado o llevarte, en caso contrario, unos bocatas, porque se corre el riesgo de morir de hambre en la búsqueda de algo abierto para comer un domingo.

Os dejo aquí­ varias (bastantes) fotitos :)

Moher Lodge

Uno de los muchí­simos post que tengo atrasados es la crónica del viaje que hicimos con nuestra amiga Ana al Burren-Moher-Galway-Conemara-Kylemore Abbey.

No sabrí­a por donde empezar, sobre todo después de tanto tiempo, pero lo primero que se me viene a la cabeza de ese viaje, además de que escojimos el fin de semana más caluroso, con temperaturas que rozaban los 28 grados, es el B&B en el que pasamos nuestra primera noche del viaje: Moher Lodge.

Moher Lodge
Cliffs of Moher
Liscannor, Ireland
Telf. +353 (0)65 708 1269
web: http://www.cliffsofmoher-ireland.com/

Nuestro viaje empezó sobre las 17h en sentido Galway, para luego ir bajando hacia el B&B. Como un buen rato antes de llegar el GPS de Luy se quedó frito… imagino que la zona del Burren, con sus impresionantes desiertos de piedras, tuvo algo que ver. Pero para eso tení­amos el GPS alternativo (a.k.a. yo).

burren-1

En fí­n, que llegamos sobre las 21h al Moher Lodge.

senalmoher

Si hacéis el viaje a los acantilados de Moher en el mismo sentido que nosotros, el Moher Lodge será literalmente la primera casa que veáis a la derecha, nada más dejar atrás la entrada principal al centro de visitante de los acantilados. Se podrí­a, perfectamente, ir andado desde este B&B a los acantilados.

fachada

Nada más llegar, Mary y Patsi Considine nos recibieron amablemente y nos hicieron sentir como en casa. Cuando comentamos que querí­amos ver los acantilados de Moher al atardecer y Mary se enteró que aún no habí­amos cenado aún, se ofreció cariñosamente a prepararnos unos sandwiches para llevar. :)

Mientras Mary preparaba los bocadillos con todo el esmero del mundo, Patsi nos enseñó la que serí­a nuestra habitación esa única noche.

Castle Room es una habitación triple con cama doble y dos individuales, en la parte alta de la casa-granja. íbamos a ser tres personas en la habitación, y las dimensiones de aquel “castillo” (ahora sabemos por qué decidieron llamarla Castle Room), eran bastante considerables. Tení­a hasta su salita, con su mesita y sus dos sillas. Claramente la habitación es la que Mary y Patsi dedican al uso para las familias que les puedan visitar.

Un cuarto de baño con ducha amplio y luminoso, con sus pertinentes juegos de toallas, jaboncitos y gorros de baño. Todo cuidado al mí­nimo detalle.

Después de admirar un ratito la habitación, bajamos al salón de la casa, donde la chimenea estaba encendida. Todo un detalle a agradecer…. si no hubiera sido porque, como ya dije, ese fin de semana de Mayo fue (y creo que hasta la fecha lo ha sido) el más caluroso vivido en Irlanda.

Mary nos dió algunos consejos sobre dónde y cómo aparcar el coche en el mismí­simo aparcamiento oficial de los acantilados sin pagar un duro (ahí­, que se note que somos españoles…), y resultaron ser ciertos. ;)

Y mientras nos zampábamos los bocadillos, admiramos la puesta de sol en un sitio que tiene un significado muy, muy especial para Luy y para mí­. :)

Regresamos a “casa” para dormir… yo, más bien poco, pero es que se me olvidó mi antifaz (el que uso en este tipo de viajes, porque sé que las cortinas gordas y las persianas escasean en este paí­s), así­ que a las 5 de la mañana los ojos se me abrieron como platos.

Por la mañana el desayuno… no voy a hablar mucho de los desayunos en este tipo de sitios, porque todos sabemos lo bueno que están. Las porciones eran generosas, y tení­an zumo de naranja natural, natural!! :) Mi amiga Ana probaba por primera vez, creo el desayuno irlandés… y creo que quedó impactada con él. :)

Y luego a recojer nuestras cosas y visitar los acantilados ya de dí­a.

Parece ser que quien prueba en Moher Lodge repite… eso fue lo que pensamos cuando Mary nos dijo que habí­a una pareja alemana alojados en el B&B que iban o bien todo los mayos, o bien todos los septiembres desde hace 13 años… a nosotros nos deseó vernos por allí­ el año que viene. Cuando le dije la razón por la que seguramente no estaremos por allí­ en esas fechas, le dió una alegrí­a tal que además de felicitarme me abrazó y me dió dos besos, como si fuera alguien de su familia… :D

Con un trato como el de Mary y Patsi, no me extraña nada que la gente repita….!

Y tú qué haces aquí­??

Eso salió de mi boca ante la visita sorpresa de nuestra amiga Ana este fin de semana.

Sopresa total para mí­, no así­ para Luy, ya que entre los dos habí­a elucubrado el plan perfecto para dejarme con la boca abierta…. jejeje.

Luy, la próxima vez que digas que tienes algo urgente que hacer a las 10:30 de la noche en la oficina ya no te creeré, así­ que vete buscando otra cohartada… :P

En fin. La sorpresa, una vez pasado el shock inicial de intentar encajar una cara conocida de Madrid en el entorno de Dublí­n, moló mucho! :D

img-1446-2

 

Y como se trata de Ana, el fin de semana estuvo plagado de pies doloridos, sesión de cine, caras de sueño, compras compulsivas en HMV y algún que otro plan para reclamar al An Post paquetes “perdidos”…

 

Bueno, también aprovechamos para ver un espectáculo de magia… en realidad aún estoy tratando de dilucidar si el espectáculo estaba encima del escenbario o el patio de butacas (tal era el número de bajas entre los asistentes para ir a vomitar… si es que no se desmayaban… XDD).

En fin, el fin de semana moló.

San Patrick!!

Feliz San Patricio a todos!!!!

foto1.jpg

(Dios que carita de susto…) Que conste que me fue muy difí­cil hacerme esa foto a mí­ misma cuadrando que salieran también los duendecillos de mi cabeza… jejeje.

Y qué mejor regalo de San Patricio que pasar unos dí­as con una amiga!!! :)

patriciobego

… ah sí­, tener el dí­a libre (hoy 18) para pasarlo con ella!!! ;)

Visita de Patri e Inma

Ayer se fueron mis amigas Patri e Inma. La segunda vez que vienen en un año, no está mal, no? La primera fué en Londres, la segunda aquí­ en Dublí­n.

Han estado toda la semanita, acompañándome (entiéndase, haciéndome compañí­a), ya que Luy ha estado en España por motivos laborales. Así­ que al menos no he estado solita. :)

lastres.jpg

Como han estado una semana, hemos ido a ver las cositas con muuuucha calma. El Museo de las Collin’s Barracks fue de lo primerito que visitamos, y allí­ el Sea Stallion of Glendalough, réplica de un barco vikingo irlandés, y una exposición de Irish High Crosses.

seastallion.jpg

El resto del tiempo se nos ha ido visitando Dublin Castle, Christ Church Cathedral, Guinness Storehouse (en dí­a soleado las vistas desde el Gravity Bar son impresionantes!), cenita en el Brazen Head Inn, Dvblinia, Kilmainham Gaol (mi segunda visita en menos de un mes), Bank of Ireland, Trinity College y Book of Kells (+ Old Library), Phoenix Park, GPO, Molly Malone, San Patrick’s, etc, etc.

guinness

tirada.jpg

dvblinia
Lo tí­pico vamos. Incluso una visita a Penneys (es que es muy barato para algunas cositas…) :)

Como regalo me trajeron algunos productos de la tierra, aunque yo lo que pensé al ver la nevera de playa tan bien envuelta fue que me traí­an pescado… (obsesionaí­ta estoy con los pescaí­tos varios en adobo). No fuí­ el único: cuando le enseñé a Luy por Skype la nevera, pensó (y exclamó) lo mismo que yo…

comidita.jpg

Semana de risas, confesiones, secretillos, cotilleos, despotricamientos varios de las sras.nubes, puestas al dí­as de nuestras vidas, y de las ajenas, y caí­das de babas varias ante las fotos del sobrino recién nacido de Inma. XD

esperenza

Ojalá volvamos a vernos pronto chicas!!

Más fotos en la galerí­a (Sección de visitas) :)

Glendalough

Glendalough es uno de los sitios más bonitos que he visto hasta ahora. San Kevin supo dónde ir a montar el monasterio allá por el siglo VI d.C., sí­ Señor… :)

iglesia.jpg

torre2.jpg

Fuimos allí­ con nuestra amiga Ana; nos pillamos una de esas visitas que ofertan en la oficina de turismo, y la verdad es que a mí­ por lo menos no me decepcionó. El guí­a iba todo el tiempo haciéndonos participar, así­ que estuvo bastante entretenido el viaje.

highcross.jpg

Pasamos por Dalkey, algo así­ como el asentamiento de los ricos y famosos irlandeses. Los cantantes Bono y Enya, el director de cine John Boorman y muchos más que ahora no recuerdo, tení­an su casita allí­.

En Sandycove nos paramos a contemplar la torre Martello donde vivió Joyce una temporada, y cómo los irlandeses efectivamente están un poco locos… cómo si no í­bamos a llamar a esos señores mayores que se estaban bañando a las 9:30 de la mañana con un frí­o y un viento que pelaba..? :S

torre.jpg

Además del monasterio, vimos también los lagos y las colinas. En una de esas “hills” habí­a una hermosa playa artificial con forma de pinta de Guinness, por supuesto propiedad de la familia cervecera. (eso es pasión…) Nos enteramos también que por esa zona habí­an rodado las pelis Rey Arturo, Excalibur y parte de las escenas de batalla de Braveheart.

lagopinta.jpg

En fí­n que lo pasamos bastante bien. Es una visita altamente recomendable!

Más fotos en la galerí­a. :)

Visita de Ana

Antes de que venga la última visita del “hostal” por el momento, paso a narrar la semana que pasamos con Ana en casa.

Empiezo por decir que me ha hecho sudar la gota gorda… su resistencia a horas de largas caminatas es impensable y yo ya no estoy para esos trotes… sobre todo si dos dí­as seguidos me habí­a acostado a las 3 de la mañana dándole a la lengua. :P

Ana ha sido la culpable de que me haya ido por segunda vez a Malahide (esta vez sí­ pillamos el castillo abierto, aunque no tiene mucho que ver…); además hemos visitado juntas: el cementerio de Glasnevin, las criptas de la Iglesia de San Michan (como véis, a Ana le flipan los muertos…), el jardí­n botánico, la cárcel de Kilamainham, las oficinas de Google, el Museo de la Imprenta, el Dublin Writers Museum, la galerí­a Hugh Lane, la Chester Beatty Library, el Banco de Irlanda, los World Memorial Gardens, el pub más antiguo de Dublí­n… y muchas más cosas que seguro que se me olvidan.

A ella le debo casi pedir a gritos que me cortaran los pies paseando por el Phoenix Park, y mirar con deseo cada banco que veí­a en cada uno de los jardines que hemos visitado.

Es la única capaz de venir a levantarme de la cama a las 8 de la mañana, tirándome del edredón mientras me llamaba “Bicho”, y la única capaz de ver con nosotros la infumable “Licence to Wed” (empiezo a creer que Robin Williams tiene un gran problema económico, porque aceptar hacer bodrios como ese…uff).

Me ha estado dando la vara porque quiere ir de boda, y por supuesto tiene más esperanzas de ir a la nuestra que a la suya propia… como eso no le ha funcionado, ha pasado al ataque en eso de que la hagamos “tita”, idea que no creo que su hermana Bea comparta, porque me da que Luy no es el tipo de Bea… XD

Os dejo fotitos de esos dí­as con la incansable, inigualable e inimitable Ana. Más en la galerí­a, como siempre. (sección de Visitas)

connell.jpg

google.jpg

brazen.jpg

carcel.jpg