De nuevo en Londres

Pues para cuando vosotros leáis este post yo ya estaré en tierras londinenses :) Nos hemos ido el fin de semana, aprovechando que Luy tiene que trabajar allí­, y que el lunes es fiesta nacional en Suiza.

Ay, cómo echaba de menos Londres, y cómo echo de menos no ser una Londoner…

Creo que una vez pasas por allí­, ya nada en tu vida vuelve a ser igual. Ya lo decí­a Oscar Wilde, quien se aburre en Londres es que se aburre de la vida.

Estoy superilusionada con mi visita… ¿la razón? Por primera vez pisaré el London City Airport :) Bueno y el de Heathrow (cuando regresemos a Zürich). En todo el tiempo que estuvimos viviendo en Londres, no pisamos nunca el London City Airport, y eso que estaba cerquita de donde viví­amos.

Recuerdo que una vez leí­ en el blog de alguien la siguiente pregunta con respecto a Londres: “¿Por qué no buscan otra ruta para que los aviones no pasen por encima de toda la ruta turí­stica? no se veí­a otra cosa en el cielo.” Ignorancia total fue lo que me pareció su pregunta.

Quien ha vivido en Londres sabe que es un poco difí­cil disfrutar una ruta turí­stica sin ver un sólo avión por encima. Londres no tiene ni 1, ni 2, ni 3, ni 4 aeropuertos…. tiene 5 nada más y nada menos. A saber:

– Luton

– Gatwick

– Stansted

– Heathrow

– London City

Pues nosotros siempre pisábamos Gatwick (si volábamos a Madrid) y Stansted (si lo hací­amos a Jerez). Luton es el más alejado. De Heathrow no tengo muy buenas referencias, así­ que siempre lo intentaba evitar ;) Y nunca cuadró que las aerolí­neas que usábamos para volar (British Airways y Rynair en aquellos tiempos) aterrizaran o despegaran en London City.

Así­ que, aquí­ me véis, más contenta que unas pascuas porque como siempre Londres me depara sorpresas :) Eso, y que pasaré por la zona de la ciudad donde más feliz fui en toda mi estancia en el extranjero (Stratford, E15).

Eventos gastrómicos

Los que me conocen aquí­, saben lo poquí­simo que me gusta que me pregunten si me gusta más Londres que Dublí­n. Se me erizan los pelos de todo el cuerpo cuando oigo la dichosa preguntita, y es que no hay manera de librarse de ella… :S

Las comparaciones son odiosas, todos lo saben. Londres es Londres: Dublí­n, Dublí­n. Igual que comparar Cádiz con Madrid.

Evidentemente echo de menos Londres (y Cádiz, y Bologna… :P), el ambiente cultural, las opciones de diversión y ocio, Raquel y Javi…

Pero hay una cosa que está claro: en Dublí­n nuestra vida social ha aumentado.

Rara es la semana que no quedamos con alguien, bien sea para tomar café, ir al cine, cenar, dar un paseo un domingo por la tarde, irnos de compritas… Eso fuera de las famosas quedadas de Spaniards cada último sábado de mes.

La muestra de que no paramos la tiene mi tiquet de Boots. El otro dí­a me pesé y ya estoy más cerca de los 70kg que de los 64 kg habituales de mi cuerpo serrano. :(

Para muestra un botón:

castanada1

castanada2.jpg

Esas de la castañada que hicimos en Halloween en casa de Txema y Bea. No nos disfrazamos ni nada, aunque hubo calabaza iluminada y “hombres lobo“. Lo de los “hombre lobo” parece que gustó bastante, y eso que al principio no entendieron las normas. Pero se trata de un juego de cartas bastante más sencillo de jugar que de explicar. Bueno, sencillo siempre y cuando no juguemos con Rafa (EarlyBird), ya que el tí­o se va de la lengua y dice lo que no debe cuando no debe… y acaba como acaba…

rafa.jpg

… por los suelos, muerto de risa el solito incluso. XDD

Otro evento gastronómico digno de mención son los cumpleaños y las “Warming parties”. De las del segundo tipo ya sabemos lo peligroso que es hacerla, ya que te puede pasar como a miguev, que se volvió vegetariano debido a la ingente cantidad de carne que tuvo que ingerir tras celebrar su warming party. (Por eso nosotros no hemos inaugurado aún oficialmente nuestro piso… además, espero que nos podamos mudar en abril a otro, así­ que ya no habrí­a necesidad). ;)

De los cumples otro botón pictográfico:

cumplebear.jpg

Mesa completita como véis, incluso con su opción vegetariana (ensalada Za’luk, y sushi vegetariano), y el pastel de atún cuya receta ha causado furor entre los Spaniards. (Ana, esa vez no lo hice yo, pero te aviso que deberí­as haber pedido royalties… :P).

En fí­n, como véis, no paramos.

Si no son visitas que nos vienen, son los amigos que hemos hecho en Dublí­n. Al menos en eso gana Dublí­n a Londres: sabemos que podemos contar con un montón más de amigos! … aunque mi lí­nea (curva) se está resintiendo… :S

Tour de France

Los gaditanos solemos decir que somos tan chulos que incluso escojemos el lugar en el que nacemos; algo asi deben pensar en Francia, porque no es la primera vez que el Tour de Francia traspasa las fronteras del paí­s galo y se instala en otros como Bélgica, Luxemburgo, Holanda, España, Dublí­n o Reino Unido.

Este año no es sólo que hayan decidido que una etapa pase por otro paí­s, sino que, a más inri, han hecho empezar el Tour directamente en Londres. Para nuestra alegrí­a… :)

El pistoletazo de salida (7 de Julio) desde la capital inglesa no fue más que una excusa para regresar un fin de semana al paí­s que nos acogió dos años y para visitar (devolver la visita) a nuestros amigos Raquel y Javi.

Dejamos Dublí­n el viernes, con unos pronósticos de sol… en Londres, curiosamente, hací­a “calor”. Yo me tiré sábado y domingo en tirantes… Yupiii! XD

El sábado por la mañana nos dirigimos a Hyde Park, para ver desde un buen sitito la contrarreloj. Cada 5 minutos, más o menos, salí­an los corredores… nosotros aguantamos estoicamente hasta que lo último que vimos fue el coche que cierra (y avisa de camino) el “fin de la course”. Todo hay que decirlo, yo me tuve que sentar bajo un árbol cercano, que aguantar de pie casi 3 horas no se hizo para mí­. ;)

Habí­a que ver cómo animaba nuestra amiga Raquel a los corredores españoles… ya fuera en español (vamos, vamos!!!), en francés (alé, alé!!) o en inglés (c’mon!!) y me digo yo… para qué tanto dominio de idiomas si eran españoles? jejejeje. En fí­n, que yo creo que la deberí­an haber ido a buscar los de los equipos españoles, y darles las gracias por los ánimos, porque la chica se desgañitó de lo lindo… XDD
Y cuando terminó la contrarreloj, pues a buscar mis colonias al centro comercial de Bayswater, a mirar las ofertas en el HMV y a cenar, como manda nuestra tradición, en el Tuk Tuk. :)

El domingo Camden Market (cómo no!!). Luego a cambiar algo de mi dinero de libras a euros para traermelo a Dublí­n. Resulta que mi cuenta del HSBC no me deja hacer trasnferencias internacionales por internet… y como no me fí­o de mandar mis datos bancarios y mi firma autorizando una trasferencia por correo, pues preferí­ traerme el dinero al contado… ;)

Y nada, luego al aeropuerto y a casa. Se nos hizo corto el fin de semana!

P.D: Las fotos…. las dejo para cuando aprenda como modificar los tamaños con Mac. ;)

Primer dí­a de sol

Primer dí­a con un poco de más sol que veo desde hace dos meses en Dublín.

Ha durado una media hora… luego vino la nube y lo cubrió, aunque ahora parece que ha regresado…

Y yo para celebrarlo me voy a Londres el finde!! XD

Editado: un poco más de sol no quiere decir que no siga lloviznando… ;)

Space Invaders

Este es uno de los post que se me quedaron en el tintero cuando viví­a en Londres.

Trabajar como courier para Pret a Manger tení­a como ventaja poder pasear y recorrer las calles de la ciudad, al mismo tiempo que “disfrutaba” del tiempo inglés y de las obras de arte callejeras.

En alguna ocasión me topé con mosaicos como estos:

invader6.jpg

invader5.jpg

invader4.jpg

invader3.jpg

invader2.jpg

invader1.jpg

Todos ellos distintos entre sí­, y colocados en sitios distintos de Londres.
Al principio no sabí­a qué eran… sólo sabí­a que ya habí­a visto uno parecido en el Puente de Brooklyn (Nueva York) hace dos años, en nuestras vacaciones de Año Nuevo.
Luy me comentó luego que se trataba del muñequito del videojuego Space Invaders, del que yo no habí­a oí­do hablar en mi vida; (algunos me dilapidarán… pero yo es que jugaba con muñecas, nunca con cacharros basados en tecnologí­a, jejeje).

Y ahora que me pongo a buscar en la Wikipedia (bendita Wiki…) resulta que hay un señor que se dedica a ponerlos por varias partes del mundo, incluyendo ciudades como Newcastle, Londres, Nueva York, Los Angeles, Viena, o incluso Barcelona (creo que es la única ciudad española).

Para los que quieran saber más, pongo la página dedicada a la “Invasión” , jejeje.

Y los enlaces a la Wikipedia tanto en inglés, como en español (la versión española está hiperresumida!!).

Invasión de los Space Invaders.

Space Invaders.- Wikipedia inglesa

Space Invaders.- Wikipedia española

A dí­a de hoy, ignoro si también hay mosaicos de Space Invaders en Dublí­n. El sitio web me hace pensar que no. :(

Viernes, 23 de Marzo 2007

Hace dos días intente colgar el post anterior a este, pero el servidor no me dejo. Yo pensaba que no lo había guardado, pero va a resultar que uso un editor de blog muy listo y me ha hecho caso… XDD.

Hoy iré a entregar algunos papeles que nos hacen falta para alquilar el apartamento. Y de camino iré a buscar alguna tontería para el cumple de mi madre (que es el domingo) y posiblemente a cortarme el pelo; he descubierto una academia de peluquería en uno de los centro comerciales, donde no te clavan execesivamente por cortarte solo las puntas… jejeje.

Ayer me llamó mi amiga Carmen, a la que tenía bastante abandonadilla, la verdad. Me dio mucha alegría verla tan positiva y tan mejorcita. :) Animo Carmen! Ya verás como todo sale bien!!

La verdad es que los días están pasando mejor de lo que en un principio pensaba. Quizá porque los días se van alargando, y no oscurece tan pronto, y eso me anima mas… o quizá porque ya tenemos la experiencia de todo el papeleo en Inglaterra (aquí es el calcado), lo cierto es que llevo el cambio mejor de lo que pensaba.

Me preguntaba hace poco Antonio (Polo) si hay muchas diferencias entre Londres y Dublín… que os voy a contar. Me faltan muchas cosas de Londres. Aquí hay menos Starbucks y Caffe Neros, menos gente (y eso que la hay, eh?), menos vidilla cultural (o quiza es que es distinta, o aun no la he descubierto…), no hay metro… Pero sí que se nota que hay menos (un poco al menos) prisa, menos stress, menos hipocresía y falsedad en la gente.

Los irlandeses, al menos los que he conocido hasta ahora, son afables y gustan de charlar y reir. Saben que viven en un país que ha sido constantemente azotado por la depresión económica. No en vano se podría decir que hay muchos mas irlandeses fuera del país, que dentro (Buscadlos casi todos en EE.UU y en Australia si no…). Y aunque saben que hay que aprovechar el momento de subida y expansión económica que estan viviendo ahora, no dejan de ser quienes han sido siempre: Gente trabajadora y sencilla, para los que no hay nada mejor en el mundo que ver un partido de rugby o fútbol irlandés, sentados en un pub con una pinta en la mano mientras charlan con los amigos. Han aprendido a reírse de la vida de la suerte que el destino les depara.

En cierta manera Dublín me recuerda a Cadiz. Decadente pero llena de vida y de alegría.

Se que voy a estar bien aquí. Estoy segura de ello. :)