Viernes, 23 de Marzo 2007

Hace dos días intente colgar el post anterior a este, pero el servidor no me dejo. Yo pensaba que no lo había guardado, pero va a resultar que uso un editor de blog muy listo y me ha hecho caso… XDD.

Hoy iré a entregar algunos papeles que nos hacen falta para alquilar el apartamento. Y de camino iré a buscar alguna tontería para el cumple de mi madre (que es el domingo) y posiblemente a cortarme el pelo; he descubierto una academia de peluquería en uno de los centro comerciales, donde no te clavan execesivamente por cortarte solo las puntas… jejeje.

Ayer me llamó mi amiga Carmen, a la que tenía bastante abandonadilla, la verdad. Me dio mucha alegría verla tan positiva y tan mejorcita. :) Animo Carmen! Ya verás como todo sale bien!!

La verdad es que los días están pasando mejor de lo que en un principio pensaba. Quizá porque los días se van alargando, y no oscurece tan pronto, y eso me anima mas… o quizá porque ya tenemos la experiencia de todo el papeleo en Inglaterra (aquí es el calcado), lo cierto es que llevo el cambio mejor de lo que pensaba.

Me preguntaba hace poco Antonio (Polo) si hay muchas diferencias entre Londres y Dublín… que os voy a contar. Me faltan muchas cosas de Londres. Aquí hay menos Starbucks y Caffe Neros, menos gente (y eso que la hay, eh?), menos vidilla cultural (o quiza es que es distinta, o aun no la he descubierto…), no hay metro… Pero sí que se nota que hay menos (un poco al menos) prisa, menos stress, menos hipocresía y falsedad en la gente.

Los irlandeses, al menos los que he conocido hasta ahora, son afables y gustan de charlar y reir. Saben que viven en un país que ha sido constantemente azotado por la depresión económica. No en vano se podría decir que hay muchos mas irlandeses fuera del país, que dentro (Buscadlos casi todos en EE.UU y en Australia si no…). Y aunque saben que hay que aprovechar el momento de subida y expansión económica que estan viviendo ahora, no dejan de ser quienes han sido siempre: Gente trabajadora y sencilla, para los que no hay nada mejor en el mundo que ver un partido de rugby o fútbol irlandés, sentados en un pub con una pinta en la mano mientras charlan con los amigos. Han aprendido a reírse de la vida de la suerte que el destino les depara.

En cierta manera Dublín me recuerda a Cadiz. Decadente pero llena de vida y de alegría.

Se que voy a estar bien aquí. Estoy segura de ello. :)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s