Y febrero llegó!

No es que me haya desentendido del blog, aunque sí que he estado un poco vaga este mes de enero pasado.

Regresamos de España muy cansados por las visitas sociales a la familia y encima acatarradísimos. Tantos planes que tenía yo para el fin de semana que volvíamos (ir al cine, pasear, poner la casa en marcha, quedar con los amigos de aquí, etc) y al final estuvimos liados con kleenex, toses, mocos, jarabes, pastillas y tés reconfortantes. :(

Me he hecho experta en administrarme el Rhinomer por una fosa nasal y que salga por la otra. Basta inclinar la cabeza en el grado justo para que el líquido caiga de un lado a otro. :P Llegamos a apuntar las tomas de medicación en un calendario para no olvidarnos de ni una toma de los respectivos remedios. Las comidas se convirtieron en un acto de fé: nos hubiera dado lo mismo comernos un manjar de uno de esos Chefs de estrellitas michelín a la suela del zapato famoso de Charli Chaplin. Hemos comparado viscosidad y color de los mocos de cada uno de nosotros, para saber en qué fase del catarro estábamos, si nos faltaba mucho o podíamos ya, nuna mejor dicho, respirar tranquilos.

Pero ya estamos recuperados (cruzando dedos, mientras lo escribo).

Claro, después de perder la rutina de aburriros un poco, me dió la flojera para contaros mis tonterías habituales. Así que entre una cosa y otra, estamos ya a 2 de febrero…!

¿Qué os cuento? Pues que ya no tengo flamenco los lunes por la mañana. :_( Es lo más destacable de este nuevo año.

Últimamente íbamos unas poquitas, tres o cuatro alumnas, y a la profe no le compensaba lo que ganaba con nosotras con respecto a lo que pagaba de alquiler de local, así que ha cancelado la clase de los lunes por la mañana.

¡Justo ahora que me había comprado unos preciosos zapatos profesionales de flamenco! (que los míos eran de 2009, como cuento aquí, y más bien cutrecillos). Estos de ahora son unos Begoña Cervera y fue amor a primera vista.

Zapatos 1

Zapatos 2

Voy a echar de menos mi sesión mañanera de flamenco, porque me gustaba empezar la semana con esa vidilla y esa energía. Y porque después de la clase a veces nos tomábamos un cafecito y se echa de menos ese ratito.

Ahora me toca buscar algunas clases por las mañanas, aunque la cosa está difícil, porque casi todas las clases de flamenco se dan por la tarde, enfocadas a aquellos que salen del trabajo y quieren descargar algo de estrés tras la jornada laboral. Y a mí, siempre me costó la misma vida ir a clases por la tarde (sobre todo cuando hace frío, llueve y es ya de noche).

De momento, he aprovechado el tiempo para leer, ponerme al día de series, recoger los bajos de unas cortinas nuevas que compré antes de irme de viaje a España, arreglar los papeles para solicitar mi permiso C de residencia, acordándome cada dos por tres de que tenía que escribir en el blog y pasando olímpicamente de ponerme delante del portátil, etc.

Como siempre digo, no me aburro porque no quiero… ;)

 

5 pensamientos en “Y febrero llegó!

  1. Hooooooola!! Siempre puedes ser tú la maestra y a la vez la alumna ? Así podrías seguir con las clases jejejejejeje pero no te pongas como la profesora de fama…..

  2. Me alegra que estéis mejor, nosotros hemos estado igual…. Durante las navidades me pilló un gripazo tremendo, estuve una semana con fiebre y a base de bebidas calientes. Tres semanas después una sinusitis con unos mocos verdes radioactivos que daba miedo verlos, una semana con antibióticos, enjuagues nasales con agua salada y vapores de eucalipto…… Después le tocó al pobre marido…. Ya sabes, que cuando dos duermen juntos….. jajajajaja
    No te preocupes, no eres la única con la pereza, he tenido el blog super apagado, y menos mal que tenía algunas entradas escritas desde hace meses y las dejé programadas, porque sino hubiera sido peor.

    Lo bueno es que has descansado, has recargado las pilas.
    El tema de las clases de flamenco, alguna vez he visto que el Migros Schule tienen, lo que no se si son de mañana o de tarde. Y sino hasta que encuentres algo que se adapte a lo que buscas te puedes dedicar a otras cosas.

    Besitos y bienvenida de vuelta!

  3. @ Verena: Sí, mi misma profesora tiene un grupo de principiantes en la Migros Klubschule. El problema es que la clase es sólo de 50 minutos, por la tarde y en la Tanzwerk 101, cerca del Toni Areal (donde cristo perdió la babucha…) e iba a tardar más en llegar a clase (por los cambios de transporte) que lo que la iba a aprovechar.
    AsÑ que de momento, paso mis mañanas de lunes al sol, haciendo otras cosas productivas :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s