Ruta por el Greifensee

Aún estoy muerta de la caminata de ayer, y eso que no fueron muchos kilómetros (me hago vieja!). Lo digo porque como mucho pondré fotitos y el plano de la mini ruta.

El domingo decidimos salir al campo a disfrutar las buenas temperaturas, repostar ese combustible llamado sol (sobre todo yo y mi vitamina D) y respirar aire puro. No voy a hablar de la cantidad de picaduras de mosquitos que tengo esparcidas por el cuerpo y que he descubierto sólo hoy, ni de las erupciones cutáneas a cuenta de pólenes varios… :P

Aunque ayer se celebraba el 25 aniversario de la empresa de transporte cantonal ZVV, y todos los viajes dentro del cantón y en todo medio de transporte, eran gratuitos, nuestros amigos Jose y Escarlata decidieron usar el coche para acercarnos todos al Greifensee. Viendo lo cansada que he acabado, casi que se agradece, porque lo último que me hubiera apetecido era estar apretadita en un tren o un autobús para llegar al sitio.

Esta fue la ruta que hicimos, ida y vuelta.

Ruta Greifensee

Según los datos recogidos por la aplicación My Tracks, fueron unos 7,05 km en total. No está mal, ¿no? De acuerdo, en llano, pero sed buenos conmigo que lo más lejos que suelo caminar es de mi Poang a la cocina o al baño, jajaja.

Por el camino vimos lirios amarillos preciosos. Estuve tentada de recogerlos, pero luego con el calor que empezó a hacer y en el coche se iban a echar a perder…

Greifensee 3

 

Vimos patitos, maizales recién plantados, granjas, iglesias, riachuelos, y una parte del lago Greifensee con barquito de vapor incluído.

Greifensee 1

Greifensee 2

Greifensee 4

Greifensee 5

Greifensee 6

Greifensee 7

Nos hizo muy buen día. Hasta me llegué a quitar la camisa y quedarme en camiseta de tirantes. :) Para eso me había embadurnado bien, bien con mi crema solar de FP 50+. Y en la cara, además de ir protegida con gorra de visera, llevaba las dos capas de titanlux de una crema que me dió la médica y que sirve a aquellas personas con lunares con riesgo de desarrollar melanomas cancerosos (a veces pienso que mi médica es de un “exagerao”…)

Almorzamos en el restaurante del Camping Mauerholz, donde preparan un pollo sazonado hecho a la barbacoa, muy, muy rico.

Y tras esto y un helado… de regreso a casa.

Yo sigo muerta y hoy he tenido clase de flamenco, así que voy a tardar poco en ir a la camita… :)

 

 

7 pensamientos en “Ruta por el Greifensee

  1. Me encantan los lagos de Suiza y sus paisajes, cada lago tiene su encanto.
    Al Greifensee nunca he ido, pero este verano me tengo que obligar a salir a ver los alrededores cercanos, hemos estado un poco enjaulados desde enero por cuestiones de salud y ya apetece salir a que nos de el aire, sobre todo siendo el verano aquí así de bonito.

    Una pequeña observación, ojo con coger flores del campo, aquí hay muchas zonas consideradas reservas naturales (muchas ni se puede hacer fuego en plan barbacoa por la conservación del área). Te lo digo porque ya sabes como son aquí con esas cosas ;-)

    Un saludo y a descansar!!!!!

  2. No, si no las cojo… lo pienso mucho, pero luego me retracto, jajaja. Ya tengo experiencia, desde bien pequeña en que cogía las flores del descampado donde estaba mi iglesia al regresar de la catequesis, de que tras coger las flores me salen ronchas en las manos, brazos y todo el cuerpo… así que no arriesgo… por muy bonitas que sean ;)

  3. Pablo, más que primaveral. Esta semana se alcanzarán 31 grados en Zürich, que siempre se dejan sentir como 5 o 6 grados más de lo que en realidad pone el termómetro.
    Hoy me he dedicado a sacar la ropa de verano… con eso lo digo todo… :P

  4. Ociore, qué chula la rutilla!! ahora te falta dar la vuelta al Pfäffikersee (son sólo 10km, pero en llano). Pero ni se te ocurra hacerlo un día de 31 grados, o te da un patatús!!!
    Un saludo!

  5. Por el Pfäffikersee dimos Luy y yo una vuelta una vez hace dos años, pero era en plan tranquilo con unos amigos y su niña. Era noviembre, creo recordar. No lo recorrimos entero y tampoco hice post.
    Eso sí, vimos un roedor del tamaño de un antebrazo, que era para haberse echado a correr el lago y darle cuatro vueltas corriendo… :O. En ese momento entendí por que a cada poco había carteles de prohibido echarle de comer a los patos …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s