Intento de Aquafit (II)

Pues como ya he comentado aquí, nos salimos de la piscina y nos encaminamos a la parte de las duchas. Y vemos que la gente tardó muy poco en ducharse. Apenas un par de señoras en el turno de duchas, mojándose con agua y poco más, y casi todas las demás en la sala de secadores.

Ah…. los secadores. Nada que ver con los dos que yo recuerdo que había en la piscina de Dublín (parecidos a estos de la foto).

secador1

Estos estaban también en la pared, pero tenían un riel para poder ajustar el tamaño a la persona: si eras más bajito pues lo tirabas más hacia abajo; si eras alto, hacia arriba. Hasta ahí, bien.

Secador 2

El problema era que apenas salían dos chorritos de nada (al principio fríos) y por mucho que te movieras y buscaras postura, la parte de abajo del pelo no secaba ni aún insistiendo  :(. Total, 20 minutos para secarme la parte de arriba de la cabeza y dejarme las puntas y la nuca fría. Desistí de puro aburrimiento, viendo que aquello no secaba ni loca.

El pelo frío y mojado en primavera no importa nada…. pero en invierno aquí, uff! Hoy no hacía demasiado frío (4 grados de máxima), pero cuando llegue el invierno de plano, nos ponemos (de día) en los -2 , -4, tranquilamente. Así que salir con el pelo en esas condiciones, con esa temperatura, no es nada recomendable, a menos que te quieras morir de una pulmonía o experimentar de primera mano si la humedad del pelo se convierte en escarcha o carámbanos nada más salir a la calle…. :S Obviamente, la chica de la foto de arriba, o vive en el caluroso trópico o tiene todo el tiempo del mundo para secarse la cabeza, porque su sonrisa no es precisamente la expresión facial que tenía yo mientras me secaba el pelo….

Tras la aventura con el secador, me dije, “me pongo la crema hidratante (si no, mi piel se reseca mucho) y me visto, recojo el bañador mojado y organizo de nuevo la mochila antes de irnos…”. A estas alturas ya no quedaba sospechosamente ninguna señora en los vestuarios, y luego descubrí por qué.

Llaman a la puerta de los vestuarios y era la portera de la que os hablé en el post anterior. Tan “simpática” como antes (espero que no entienda ni el español ni el sarcasmo si alguna vez lee esto), me dice algo ininteligible en alemán suizo. Con cara de panoli la miro y ella me lo vuelve a repetir, en alemán suizo, por supuesto…

Lo único que entiendo es algo de la hora y los niños. Y entonces, por inspiración divina, entiendo que lo que me quería decir es que a la 13.35 h, las mujeres tenemos que dejar los vestuarios libres porque los niños entran en ese turno.

Me quedo con cara de asombro, porque apenas nos habían dejado ni 15 minutos para todo el proceso de salida de piscina, ducha, secado, crema hidratante, etc. Y entonces fue cuando comprendí muchas cosas:

1) por qué la mayoría de las señoras apenas se habían duchado, únicamente con agua para quitarse el cloro,

2) habían pasado la mayor parte del tiempo en la parte de los secadores,

3) ni se habían puesto crema hidratante,

4) habían sido tan rápidas en vestirse y marcharse del sitio.

Nosotras recogimos como pudimos nuestras cosas y nos terminamos de organizar las mochilas ya fuera, donde habíamos dejado antes los zapatos.

Así que al salir de allí tuve sentimientos encontrados con esta clase de aquafit.

Por una parte me lo he pasado bien y repetiría, con la salvedad de recordar no pillar el churro para hacer los ejercicios la próxima vez. Además, como otra ventaja, entrar en la piscina es gratis (normalmente cuesta 7 Chf, 5.80 euros, entrar cada vez en las piscinas de Zürich) y no tienes que tener siempre a mano la monedita extra para la taquilla de vestuarios.

Por otra parte, la piscina no es que esté cerca de Thalwil, precisamente; se tarda un poquito en llegar, y un poco más en regresar a casa, sobre todo por la rutina de ducharse, vestirse, secarse el pelo, etc. Yo pensaba que acabando la clase a la 13.15h, estaría de regreso en casa como muy tarde a la 14.15h. Entré por la puerta a las 14.50h y con un hambre de escándalo. :_(

Como otro punto negativo, tenemos los secadores de pelo que en invierno necesitaría una eternidad para secar bien el pelo y no dejarlo húmedo al salir a la calle. Eternidad de tiempo del que no disponemos porque tenemos que salir de los vestuarios antes de que entre el turno de niños.

La clase en sí estuvo bien. La infraestructura que la rodea, deja, sin embargo, mucho que desear a mi parecer. :(

En definitiva… que no sé qué hacer. Regresé a casa con un sentimiento de… ¿cómo explicarlo? No sé, supongo que lo que mejor lo describe es decir que regresé a casa muy plof. :_(

Así que para animarme un poquito cené un colacao con unos pastelitos rellenos de crema pastelera que hice el otro día (Luy, encima, me ha dejado sola, que se había ido a cenar con unos compis de curro) .

Pastelitos

No me miréis así… ya los había quemado por anticipado en la clase de aquafit y encima me pusieron una sonrisa. ;)  Bueno, en teoría me deberían sonreír, pero no me dí maña con el caramelo y no la dibujé muy bien (no voy a comentar tampoco el ojo a la virulé).

En cualquier caso, sigo muy bien sin saber si decidirme o no a dar la clase en este sitio. ¿Qué me decís vosotros? ¿Son tonterías mías y debería regresar? ¿O debería buscar otra cosa?

 

2 pensamientos en “Intento de Aquafit (II)

  1. A mÑ también me pasa lo de que no se me seca el pelo en esos secadores extraños… y eso que llevo melenita cortita tipo japo…. Yo te dirÑa que te cambiaras de centro, a uno de esos que no fuera una piscina dentro de la escuela, si no una piscina cubierta clásica, como Leimbach, que también hacen cursos de Aquafit. Te queda muy lejos? Un saludo y ánimo!

  2. ¡Gracias por la información!.:) Estos últimos dÑas, también he estado mirando en internet que las piscinas de Kilchberg y Adliswil tienen cursos de aquafit. Creo que esas están mejor comunicadas con Thalwil, que Leimbach. TendrÑa que probar un dÑa de estos, jajaja.

    Esos secadores (como el amarillo de la foto) tienen unos agujeritos de aire muy chiquititos… :( Yo no es que tenga un melenón (me lo corté a media melena en septiembre), pero se me queda siempre húmeda en la nuca, ya pueden pasar horas desde que me lavara la cabeza.

    Tengo amigas aquÑ que dicen que ellas salen a la calle con el pelo mojado sin ningún problema, que hasta se les ha llegado a congelar, pero yo no podrÑa…. yo hago eso y me pillo una bronquitis de aúpa… :S

    Me ha encantado tu “melenita cortita tipo japo”… jajaja. Me dices que la tienes de colores vivos como en el manga y te conviertes en mi Ñdola, jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s