Intento de Aquafit (I)

Tengo aún unos cuantos posts pendientes por escribir, pero hoy quería compartir con vosotros algo que me ha pasado esta semana. Es larguito, así que lo cuento en dos post, para que luego no me digáis. :P

Llevaba ya un tiempo con la idea rondándome en la cabeza de apuntarme a aquafit. Desde que lo dejé cuando abandoné Irlanda, lo echaba de menos. Es un ejercicio estupendo, de esos que te dejan con la sensación de haber quemado mucho sin apenas esfuerzo, y encima te ríes un rato. O al menos eso era para mí en Dublín, claro que en eso el monitor tenía mucho que ver.

Pues hoy jueves decidí, junto con una amiga, tener una lección de prueba (de 12:30h a 13:15h) en una piscina en el centro. Y aquí es cuando empieza mi particular odisea, ni buena ni mala… sólo curiosa para mí.

A pesar de ir con tiempo de antelación y tener el sitio, donde se suponía que estaba ubicada la piscina, identificado en Google Maps, lo cierto es que al bajarnos del tranvía no supimos dar con él… eso fue el comienzo.

En el sitio había varios edificios, un centro social de barrio, un centro de actividades de una iglesia, una escuela de secundaria, un centro de educación de adultos, etc. Piscina, no vimos. Tras preguntar a varias personas, las cuales se mostraban bastante sorprendidas de saber que por allí había una piscina, dimos, de chiripa, con ella. Se encontraba dentro del centro social de barrio (Gemeindeschaft Zentrum).

Ya en encontrarlo nos costó un tiempo, que por supuesto nos hizo llegar tarde a la clase concertada como prueba. Tenía que empezar a las 12.30h, y mientras nosotros estábamos en el sitio a las 12.20h no logramos meternos en el agua hasta las 12.45h. Empezamos bien….

Al entrar, más perdidas que un trompo sin cuerda, una mujer a la que calificaremos como “la portera” nos mira de arriba a abajo y nos pregunta que adónde vamos. Cuando le decimos que al curso de aquafit, nos indica de malas ganas que tenemos que quitarnos y dejar los zapatos en ese sitio, vestirnos en el otro y luego entrar a la piscina.

Cuando llegamos a los vestuarios, nos damos cuenta de que no hay taquillas por ningún sitio. Hay cosas y bolsas de deportes colgadas de los percheros, pero taquillas para guardar cosas valiosas (mi Nokia 3410 es un tesoro de museo) nada de nada. Total, que dejamos la ropa y las mochilas allí y con respecto a los objetos de valor nos dijimos “pues los metemos en la zona de la piscina y si nos dicen algo nos hacemos las suecas”.  :P

Ya escuchábamos la música desde vestuarios. Y tanto… como que eran ya casi las 12.45h  :S

Al entrar, la profe que nos mira sonriendo y con ojos de querernos decir  “¡Tardonas!”. Y entonces se da cuenta de que no somos de las habituales. Pero eso lo arreglamos sobre la marcha diciéndole la razón de nuestra visita. Nos dice que nos pillemos algo de ayuda para flotar de lo que está por allí. Yo me pillo un churro de éstos, que ya conocía por haberlo usado infinidad de veces en Dublín.

Aquachurros.jpg

Al meterme en la pisicina, lo que no encuentro es la escalera…. :S Veo la barandilla, pero los escaloncitos no… Oh, oh…  Así que con mucho cuidado me siento en el borde de la piscina, y me meto. Y entonces me doy cuenta de que la piscina es profunda, muy profunda…

Caigo en el agua cual torpedo hacia abajo e, irremediablemente y muy a mi pesar, me doy una zambullá (que es como le decimos en Cádiz a las zambullidas), sin comerlo ni beberlo. La gente de parte de risa… se mearían, pero lo mismo se les hubiera tintado el agua de la piscina…. la jodía piscina mide en todos sus lados 1m 80 cm, como poco…. y yo con mi 1m 59cm, pues no hacía pie, claro. Menos mal que aún recuerdo cómo se flota, aunque haga la tira de años que no me baño en la playa….

Total, que una vez pasado el mal trago (literal, que también me entró un poco de agua clorada en la garganta), pues me pongo a hacer lo que dice la profe. Entre los ejercicios uno en que, para flotar mejor, aquellas que teníamos churros teníamos que ponerlo entre las piernas a modo de caballito.

Ejercicio churro

Al principio bien…. pero al cabo del rato empieza a dolerme la entrepierna por el roce con el churro dichoso. :(  Menos mal que entramos tardecillo en la piscina y nos perdimos media clase, que si no…. :S Porque la rojez y el escozor me dura hasta ahora, que son las 20.40h cuando estoy escribiendo el post…. (duele, duele, duele….)

Al terminar, encontré los escalones de las escaleras: estaban directamente metidos en la pared de la piscina. :S Subimos y hablamos un poquito con la profe, para decirle lo típico, que nos había gustado la clase, que nos habíamos divertido mucho, que lo sentíamos también mucho por llegar tarde, que nos habíamos perdido y por más que preguntamos no encontrábamos la piscina, etc.

Y fue cuando llegamos a la segunda parte de la que será este post…. ;)

 

2 pensamientos en “Intento de Aquafit (I)

  1. Pingback: Ociore Blog » Blog Archive » Intento de Aquafit (II)

  2. Pingback: Intento de Aquafit (II) | Ociore Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s