Un año más

Pues al final va a ser que el tiempo pasa y no he escrito nada sobre las tres ciudades que mencionaba en el último post, antes de que cumpliera un año más.

La verdad es que últimamente me cuesta sentarme a escribir en el blog. Será el clima otoñal que hemos vivido este verano por estas tierras, que me invita más a beber té y leer antes que escribir. Estas temperaturas no más altas de 19 – 20 grados, ni son verano ni nada. Si encima le sumas la lluvia de este verano, esto parece, más que Suiza, Irlanda… :S

En fín, de cualquier manera, mi cumpleaños siempre estuvo asociado a días que van acortándose, a menos gente por el paseo marítimo y a noches mucho más frescas. Es lo que tiene haber nacido a finales de agosto.

Aunque no me voy a quejar: ayer me libré de la lluvia por los pelos. Bueno, y por la cita en el spa en sesión para dos :). Fue uno de los regalazos de Luy, del que no tengo fotos. No hubiera estado bonito hacerlas dentro del spa… ni bonito, ni permitido, jajaja.

El día no estuvo mal. :) Luy se pidió libre para poder pasarlo conmigo y darme la sorpresa de llevarme el desayuno a la cama, en una bandeja con patas que formaba parte de mis agasajos. Aquel que conoce bien a Luy, debe saber ya que no le gusta desayunar en la cama, por el tema de miguitas de pan en las sábanas. Pero vamos, que él se lo pierde, porque con airear las sábanas antes de hacer la cama…. ;).

Por un día, hizo excepción a la regla (yo también, no os creáis) y me trajo el desayuno a la cama. Y con él, mis regalos…

Regalos 1

Regalitos 2

Eso negro que véis es un juego de cartas (la caja grande) y las diferentes expansiones (las cajitas más pequeñas) y “Slow train to Switzerland“, el último libro de Diccon Bewes, maravilloso autor inglés que vive en Berna desde hace ya algunos años y da siempre su visión como “expat” en tierras suizas.

Recibí, vía sms y chat, las felicitaciones de algunos amigos y por teléfono la de los papis de Luy. A mi mami la llamé yo, porque no se acordó, pero también es verdad que en casa corren tiempos difíciles a cuenta de la salud de mi tío (su hermano) y no tenía la pobre cabeza para acordarse.

Luego nos fuimos de spa desde las 15.30h hasta cerca de las 20h, en un paquete especial para dos donde nos dejaron como nuevos…. :) Arrugaítos como pasas salimos de allí. Pero qué regalazo de Luy, díos mío!!! :D

Ayer fue, lo que se dice, un día completo, y tras el que me fui a la cama con una sonrisa en la cara, a pesar de mis arrugitas (las del remojo en agua de spa y las de la edad, jajaja).

 

7 pensamientos en “Un año más

  1. Pingback: Bandeja en decoupage | Ociore Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s