Desmontando un mito

Hay quien dice que las mujeres nos pirramos por las compras en Ikea. Y hasta quien opina que somos incapaces de salir de allí sin haber pasado como mínimo media mañana.

Pues esto es la prueba de que no todas somos iguales. :)

Conexión de Wifi realizada, un viernes por la tarde, nada más entrar en la tienda-edificio objeto de estudio. Captura de pantalla al finalizar la conexión (justo cuando salí del Ikea)…

Captura Ikea

Una hora y 23 minutos. En ese intervalo incluso hice pausa para comer tranquilamente (albóndigas y postre), toma ya!

Y para quién me lo vaya a preguntar… sí, hice compritas… :)

Compras Ikea

A mí me gusta ir al Ikea, lo justo y necesario. Una vez con la casa montada, cuando sólo tengo que ir ya a por las cuatro cosas tontas, pues lo voy dejando, lo voy dejando, hasta que ya no puedo más. Pueden pasar incluso 6 meses… ;)

Eso sí, estas cifras se alcanzan sólo yendo entre semana. El sábado es una locura. Ese día parece que los padres no tienen otro sitio mejor dónde soltar a las fieras los niños, nada más que Ikea. :S

Mi mejor marca está en unos 50 minutos, incluyendo pausa para comer, un miércoles por la mañana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s