Mi día particular

Tal como contara mi amigo Rafa, hoy tengo yo también mi día raro.

La carne de ternera que he comprado para cocinar no me ha gustado nada, nada. Se me hacía una bola al masticar, así que me ha arruinado la comida. Ante el incipiente inicio de fatiga, he decidido comer sólo la guarnición y no he podido evitar pensar…”qué desperdicio de comida” con el consiguiente remordimiento y culpa.

Al recoger la cocina, se me ha caído el cubito de desechos orgánicos. Toda la harina que tenía en el cubito, ha acabado desparramada por el suelo de la cocina. He tenido que barrerlo, lo que ha manchado de harina el recogedor y ya de camino, mis flipflops y mis pies. No me ha quedado más remedio que meterlo todo en agua y luego josifar la cocina.

Hoy es el día en que prueban las alarmas en Suiza. No tenía intención de pasarlo en casa, quería ir al cine. Pero tras estos infortunios, ya es tarde.

Desde hace unos días, uno de los vecinos que aún no he logrado identificar, ha decidido “generosamente” compartir su sistema de dolby surround o Home Cinema o lo que sea, conmigo, siempre a partir de las 17h de la tarde (hasta los 23.30h en que me acuesto). Con lo que me gusta

Y me estoy empezando a agobiar ante la perspectiva de las pruebas de sirena y la tele del vecino a partir de las 17h…

Hoy es uno de esos días en que me pregunto qué puñetas hago aquí…

Again. Olga Román. Vueltas y Vueltas. 2001.

From time to time I try to find another way
Again lost ‘though I thought I had found my place
Things keep shifting and moving under my feet.

What can I do when I can’t see the way
“There’re so many things” you say, but I’m blind in front of them
I’ll keep trying, won’t give up, day after day

But now again
I’m waiting for you
I know someday
I’ll find it

It feels like going around or back to the past
And everything I learnt vanishes in the dark
Strength and weakness are each day my struggle, my fight

But from time to time I try to find another way
Again lost ‘though I thought I had found my place
I’ll keep trying, won’t give up, day after day

But now again
I’m waiting for you
I know someday
I’ll find it

 

4 pensamientos en “Mi día particular

  1. Gracias Patry! :)
    A mí es que el ruido me altera y no es que lo diga a lo loco, que tengo motivos más que suficientes y sobrados para ponerme de los nervios a la mínima disonancia (bueno, y sin disonancia… un retumbe de suelo o pared y ya tengo el corazón en la boca)

  2. Carlota, la verdad es que no llega ni por comparación a los niveles de Dublín… que va, en serio.
    Pero ya sabes…. mi vaso se llenó bien con aquello, y ahora cada ruidito lo hace rebosar a las primeras de cambio.
    En ocasiones pienso que tengo síndrome por estrés postraumático… :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s