Visita a Dublí­n (y II)

Ya que mi resfriado-catarro me ha impedido ir hoy a trabajar, y estoy metidita en la cama con el ordenador a cuestas, he decidido narrar el segundo dí­a (y último) de nuestra visita a Dublí­n.

Lo podrí­amos titular como «dí­a alcohólico», ya que el domingo lo que hicimos fue la pertinente visita a la fábrica de cerveza negra Guinness…..

dublin-7.jpg

…… y a la destilerí­a de whiskey Jameson.

dublin-13.jpg

dublin-12.jpg

En la fábrica de cerveza, para mí­ la más interesante (aunque también la más cansada y ruidosa) descubrimos todo el proceso de fabricación de ese oro negro al que algunos están ya tan acostumbrados (dí­cese Ana y Luy). Desde la recolección de los distintos ingredientes hasta la fabricación de los barriles de madera donde se transportaban originariamente la cerveza, todo está detallado minuciosamente a través de paneles, videos, fotografí­as, etc. Quizá esa minuciosidad, o el cansancio acumulado hizo que me sintiera un poco indispuesta, y a cada rato, me tení­a que sentar en el primer banco o silla que veí­a. Quizá por eso también, hicimos parada (que no fonda) en uno de los «laboratorios de aprendizaje» que tienen en la fábrica: un bar.

Sí­, en ese «laboratorio» disfrazado de bar, enseñaron a Luy cómo tirar la pinta de Guinness perfecta…

dublin-8.jpg

Le enseñan la teorí­a…

dublin-9.jpg

í‰l que se pone manos a la obra y tira su cerveza …..

dublin-10.jpg La deja reposar para que suba la espumita blanca…

dublin-11.jpg

Y le terminan dando su diplomita de haber tirado la pinta perfecta… XDD.

La verdad es que la visita a la fábrica resulta interesante. A mi lo que más me impresionó es saber que por ejemplo, sólo existe esa fábrica de Guinness en todo el mundo, por lo que si alguna vez os tomáis una Guinness, sea en el paí­s que sea, tened por seguro que viene de Dublí­n. ;)

Una vez hecha la visita a la fábrica de cerveza, nos encaminamos a la destilerí­a de whiskey Jameson.

dublin-14.jpg

Esta visita, mucho más corta que la anterior (cosa que yo personalmente agradecí­) era guiada. La guí­a nos llevó por todo el edificio (reconstrucción fiel a la destilerí­a original) explicándonos paso a paso el proceso de producción. A mí­ me quedó claro una cosa: el whiskey y la cerveza negra son exactamente lo mismo, a no ser por el proceso de destilado del primero; porque tanto los ingredientes como los primeros pasos de producción eran calcados, sólo que la cerveza no se destila y el whiskey sí­. (Sí­, qué pasa…. no lo sabí­a, soy ignorante en esto del alcohol… y qué? :P).

Al final de la visita, unos decididos voluntariostuvieron la suerte de hacer una cata de chupitos de 5 ó 6 tipos de whiskey distintos: americano, irlandés, escocés…

Por supuesto, ¿quiénes estaban entre los intrépidos catadores? ¿Quién si no?

¡¡Ana y Luy, por supuesto!!!

dublin-15.jpg

dublin-16.jpg

Ni qué decir tiene lo contentí­sí­í­í­imos que salieron los dos…. con la experiencia de Dublí­n…. jejejeje ;)

y por supuesto, en la destilerí­a también les dieron un diplomita al mejor catador de whiskey. A eso se le llama ampliar currí­culum, sí­ señor. XDD.

Para quién se lo esté preguntando (si es que hay alguno que se lo pregunte), no, a mi no me dieron diploma ninguno… yo me dediqué a inmortalizar tan «alegre» momento.

Ah, sí­… gracias a Ana aprendí­ lo contentí­sima que se pone una cuando te tomas una Dolagial para tomarte luego una Guinness… XDDD.

Un pensamiento en “Visita a Dublí­n (y II)

  1. Gracias por el reportaje fotográfico, yo tendré la suerte de estar en DublÑn para finales del mayo y como buén amante de la cerveza no me pienso perder la visita a la Guinness Storehouse.

    un saludo desde Pontevedra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s