Nara

Desde Tottori, regresamos de nuevo a Kyoto, la cual haríamos nuestra base para los siguientes días y las siguientes excursiones.

Nuestra primera visita una vez regresamos a Kyoto fue la ciudad de Nara. Tiene una gran cantidad de templos, pero nosotros nos centramos en el Todai-ji, que alberga uno de los Budas más grandes de Japón (sí, otro… :P).

En el camino al templo, nos íbamos encontrando con innumerables ciervos (o bambis, como yo los llamo)…

Bambis1

Bambis2

Había puestecitos para comprar una especie de galletas que les podías dar de comer, claro que comprarlas e intentar dárselas conllevaba sus riesgos. Para muestras, estos dos ejemplos:

Bambis3

Bambis4

En cuanto entramos a través de la enorme puerta del Todai-ji, vimos cantidad de gente dirigiéndose a la sala donde se encuentra el Gran Buda. Es imposible perdérselo. La verdad es que para la cantidad de gente que lo visita, el edificio (Daibutsu-den) es amplio y absorbe bien a los visitantes con lo que no notas que esté abarrotado  :)

Todai-ji 1

Todai-ji 2

Todai-ji 3

Todai-ji 4

Gran Buda 1

Gran Buda 2

Gran Buda 3

Allí mismo, Luy intentó pasar la prueba para alcanzar la iluminación. ;)

Se trataba de pasar por un hueco del tamaño del orificio de la nariz del Buda que había en una columna. Si lograbas pasar de un lado al otro se decía que alcanzarías la iluminación.

Luy no tuvo suerte en su intento… :(  Yo ni siquiera me lo planteé, prefería vivir en la ignorancia (no tiene nada que ver que le tuviera miedo a quedarme encallada en medio de la columna, cual clavo, sin poder salir :P).

De allí, fuimos subiendo hasta una especie de mirador. Creo recordar que era un mirador con un pequeño templo, pero no recuerdo el nombre. Las vistas desde allí, desde luego, merecían la pena.

Vistas

Vistas 2

Nos sentamos a descansar y a reflexionar lo que había supuesto este viaje para los dos, la de veces que lo habíamos intentado y tenido que cancelar por diversos motivos…

Vistas 3

y dimos las gracias de haberlo podido realizar esta vez. :)

Nos habían hablado también de otro templo, llamado Kasuga-taisha y de su camino con más de tres mil linternas de piedra, así que tras nuestra pausa….

Vistas 7

Vistas 6

Vistas 5

…. nos dirigimos hacia Kasuga-taisha. Y nos íbamos encontrando linternas de estas, por todo el camino…

Kasuga-taisha1

Kasuga-taisha2

Kasuga-taisha3

Kasuga-taisha4

A la salida también había linternas de piedra…

Kasuga-taisha6

Kasuga-taisha5

Cuando regresamos al centro de Nara, vimos otras cosas que nos llamaron la atención, como por ejemplo esta tapa de alcantarilla

Alcantarllia

O esta puerta de entrada de una casa particular…

puerta2

puerta

La verdad es que la visita nos gustó mucho y nos dejó un buen sabor de boca. Encima, en el camino de regreso a Kyoto, una señora nos regalo los tres origami que había estado haciendo en el tren, como ya os contara en este post…

Nos acostamos cansados pero felices… :)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s