Isla de Miyajima

Tras la breve visita a Hiroshima, pillamos un ferry que nos llevaría a la isla de Miyajima. Allí hay un monte al que se sube en telesférico, Mt. Misen. Teniendo en cuenta mi sensibilidad a las alturas, y que en realidad lo que capta la atención es la puerta de entrada (Torii) al santuario sintoísta de Itsukushima, decidimos quedarnos más cerca del suelo :)

En realidad, Miyajima está en sintonía con la naturaleza. Es un sitio para ir tranquilamente y descubrir sus rincones y sitios tranquilamente. No hay que ir con prisas, pues eso estropearía la experiencia. :)

Nosotros llegamos al Ryokan elegido en Miyajima (en el que nos trataron super bien) hicimos nuestro check in, y nos llevaron a la que sería nuestra habitación, la cual era preciosa con su tatami cubriendo todo y su onsen privado con vistas al mar.

Ryokan1

Ryokan2

Ryokan3

Ryokan4

 

Nos explicaron cómo se ponía la yukata, un kimono realizado en tela de algodón 100%, bastante más ligero y fresco para las temperaturas calurosas.

Luego, mientras nos preparaban un té con unos pastelitos que me encantaron, nos fueron preguntando si teníamos alguna alergia o intolerancia alimenticia o nuestros gustos en cuanto a gastronomía. La razón no era otra que la de poder ellos, a partir de esa información, preparar la que sería nuestra cena, una cena tradicional deliciosa. :) Esta cena merece post aparte, así que tranquilos, que hablaré más adelante de ella ;)

Una vez acabada esta parte, nos preparamos para ir a dar una vuelta por la parte de la bahía, y ver el santuario de Itsukushima.

Itsukushima1

Itsukushima2

Itsukushima3

Itsukushima4

Itsukushima6

Itsukushima7

Itsukushima8

Itsukushima9

Itsukushima10

Itsukushima11

Itsukushima12

Itsukushima13

Como habéis visto es toda una preciosidad. A mí, eso de que estuviera enclavado directamente en el mar (cuando subía la marea), pues me recordó mucho al Balnerario de la Palma en Cádiz… sí, yo siempre barriendo para casa. :P

Y como la marea era baja, pues decidimos quitarnos los zapatos y pisar la playita para hacer y hacernos fotos en la famosa Torii.

Torii1

Torii2

Torii3

La ví por primera vez en un post de nuestro amigo Zordor, y me enarmoré de ella a primera vista… :) Así que imaginad cómo estaba cuando la ví ahí, tan cerquita, tan alta, tan al alcance de la mano… Embelesaíta que estaba. :)_

Claro que el embelesamiento se me quitó en cuando ví que en el agua que corría por debajo, había hermitaños buscando su conchita… cámara en mano y a ver si podía pillar a alguno! (no hubo suerte, pero me lo pasé pipa… jaja).

Hicimos más fotitos y luego, como vimos que la marea iba subiendo, decidimos subir al “paseo marítimo” a ver atardecer y hacer más fotitos aún…

¡Qué atardecer! ¡Qué hermosura!

Torii-atardecer 1

Torii-atardecer 2

Torii-atardecer 3

Torii-atardecer 4

Torii-atardecer 5

Ains, que me emociona de nuevo…. :_)

Tras este momento casi místico (o sin el casi :P) nos fuimos a cenar.

Nos trajeron varias cosas impactantes… jamás olvidaré la cesta de shashimi echando humito y con la cabeza de los pescaos incluídas como decoración. Que sí, que según se le veía en los ojitos estaba fresquísimo, pero como que no invitaba a comerse el resto al verle los ojos al bicho… Menos mal que el shashimi no era para mí, jaja.. :P

Y después de la cena, volvimos a nuestra habitación, y oh! sorpresa…

Ryokan5

… nos habían preparado los futones :) Justo en mitad de la sala de tatamis y debajo del aire acondicionado, que la verdad se agradecía, porque vaya calor nos hizo durante todo el viaje :)

Antes de inagurar el cine de las sábanas blancas, disfrutamos el privilegio del onsen con vistas al mar… y dormimos luego como niños. Nos esperaba el desayuno al día siguiente (pedimos que fuera occidental) y el regreso a la estación de ferry para salir de la isla.

¿A dónde fuimos luego? En el próximo post se desvelará el misterio… ;)

 

4 pensamientos en “Isla de Miyajima

  1. Pingback: Ociore Blog » Blog Archive » Cena tradicional japonesa

  2. Mariel, gracias por comentar! ;)
    Miyajima es, sin duda alguna, el sitio que me robó el corazón.
    No he visto atardecer más hermoso, mágico y especial, que el vivido allí. :)

  3. Pingback: Cena tradicional japonesa | Ociore Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s