Sacabola de helados

Con esto de trabajar como “Domestic and Facilities Manager” (DFM), me estoy volviendo como mi madre, es decir, oferta que sale con regalito, de cabeza que voy. :P

No me miréis así…. ¿quién no tuvo en su día una pelota hinchable de playa de la marca Nivea? ¿O las camisetas que Colacao sacaba cada verano? ¿O el maletín del Colacao Vit? Que mira que estaba fea la dichosa versión instantánea, pero vaya maletines más molones y prácticos daba…. ¿Y qué me decís de la excitación que teníamos al destapar el yogur? Yo cerraba los ojos para llevarme la sorpresa (claro que casi siempre me salía el recuadrito de “sigue buscando”).

Pues eso se lo debemos a nuestras madres, que lo sepáis :P

No sé si será alguna mutación genética, una vez adquieres el cargo de DFM, per lo cierto es que yo empiezo a tener la misma necesidad de coleccionar puntos, vales, cartoncitos, etc.  Lo último ha sido coleccionar códigos de helados Movenpick.

La cosa empezó en marzo, cuando me operaron de mi quiste en el diente. Necesitaba comer cosas frías para calmar el dolor y la hinchazón de la cara y, fijáos que sacrificio más grande :P, me zampaba helados a tutiplén. Entre los grandes que compraba Luy en el supermercado y los pequeños que se traía él de la cocina de su oficina, empecé a coleccionar códigos, que luego había que introducir en la página web de la empresa, donde te los canjeabas por puntos.

Lo primero que pedí fueron unos boles la mar de monos para presentar los helados. Ni que decir tiene que tras esperar y esperar, los boles no llegaron en la vida, y mientras tanto se habían agotado en el catálogo. :(

Mi gozo en un pozo, sobre todo porque, un mes y pico largo, más tarde de haber hecho el pedido, les había enviado dos emails a los que nunca me contestaron. Lo que sí hicieron fue reendosarme los puntos conseguidos a mi cuenta. Pero contestación, ninguna… muy mal el servicio al cliente :P A mí en mi trabajo en Dublín se me hubiera caído el pelo si hago eso. Claro, que envié los emails en inglés (la página de la empresa, por aquel entonces, tenía inglés como posible idioma). Pensé que quizá no tenían a nadie en soporte al cliente en ese idioma y que habían optado mejor por reendosar los puntos otra vez, sin dar explicación alguna.

Ante esa experiencia, ya tenía la mosca detrás de la oreja cuando hice un poco más tarde un segundo pedido. Cruzando los dedos para que me lo enviasen, pedí una cuchara de helados, de esas para sacar las bolas de las tarrinas.

Eso fue a finales de Julio. A principios de Septiembre  aún no había sabido nada del asunto, así que usando esta vez el alemán, les envié un bonito email, preguntando por una actualización de estado del pedido y diciéndoles que era la segunda vez que pedía algo y no me lo enviaban….

Pues se ve que esta vez funcionó. :)    No sé si habrá sido casualidad o no, pero lo cierto es que el viernes, tenía un paquete esperando en mi buzón, y esto es lo que contenía:

Paquete 1

Paquete 2

Paquete 3

Anda que no es bonita ni ná, ¿verdad? :)_

Estoy como niña con zapatos nuevos, jejeje. Ya no estoy enfadada con los de Movenpick :P

¿Hábeis coleccionado/mandado a pedir algo de promoción? ¿El qué?

 

3 pensamientos en “Sacabola de helados

  1. Pingback: Ociore Blog » Blog Archive » Regalos por puntos

  2. Pingback: Regalos por puntos | Ociore Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s