Tanabata en Zürich

El sábado aprovechamos que en el Museo Rietberg se inauguraba una exposición llamada “La belleza del momento” y por lo tanto la entrada al museo y a la exposición eran totalmente gratuitas.

La exposición constaba de una serie bastante numerosa de fotografías realizadas en el siglo XIX en blanco y negro y luego coloreadas a mano, que mostraban a mujeres japonesas en su vida cotidiana. Desde Geishas en sus horas de descanso, a mujeres normales comprando telas para hacer kimonos, se iban desgranando una a una las fotografías que nos transportaban a otros tiempos y otra cultura singularmente bella. En otra parte de la sala se mostraban trabajos realizados en madera cuyo tema principal eran también la mujer japones. Había muchas obras de Utamaro, por poner un ejemplo.

Además se celebraba también el Tanabata o festividad de las estrellas:

La fiesta celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair). La Vía láctea, un río hecho de estrellas que cruza el cielo, separa a estos amantes, y sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario lunisolar. Ya que las estrellas sólo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.

Los árboles de bambú estaban decorados y había quien colgaba de ellos sus deseos. La presencia de la comunidad japonesa que vive en Zürich era bastante y algunos, muchos vestían con el kimono.

Aprovechamos el buen tiempo del sábado para pasear por el parque que rodea el museo y refugiarnos en una caseta donde se mostraba cada media hora la ceremonia del té. Yo lo probé y me pareció bastante fuerte, se me subió la tensión al medio minuto de haber tomado el primer sorbo y no pude con él. Sé que lo mismo es un sacrilegio y nuestro amigo Zordor me mata, pero igual si le hubieran echado azúcar (bastante) me lo hubiera acabado…. :P

La verdad es que pasamos una mañana agradable y nos lo pasamos muy bien. Nos ha vuelto la nostalgia de organizar el tan deseado viaje a Japón, que tenemos pendiente…. a ver si a la tercera (o era ya la cuarta?) va a la vencida…. :)

 

2 pensamientos en “Tanabata en Zürich

  1. Te maaato! azucar al matcha! madre mia! El truco es disfrutarlo con un buen dulce japones, por ejemplo de judia dulce… es algo delicioso y exquisito de verdad :) Pero si, hay que acostumbrar al paladar ;)

  2. Hijo, es que yo tenía dolor de cabeza por el solano que caía, y al beber el té me subió más la tensión, así que más fuerte el dolor de cabeza…. :S
    La verdad es que antes de repartirnos el té, nos dieron una galletita con un sabor muy peculiar, no sabría decirte qué era, no muy dulce pero estaba rica. Lo único que recuerdo es que tenía un dibujito como de una hoja de Ginko Jojoba. Según los pasos que daba la experta en la ceremonia del té, había que comerse la galletita antes del té, no mientras ni después (aunque yo me la hubiera comido después, para quitarme el sabor del matcha…. jajaja)
    Lo que más me gustó es ver a la gente con el kimono puesto…. me tengo que hacer con telas y algún patrón, a ver si me hago alguno :).
    Hiroko no sabrá si hay revistas de patrones especializadas en kimonos, ¿no? :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s