Liverpool

Es obvio que tanto Ana como Luy me están dando cuartelillo a la hora de escribir el post de Liverpool, nuestra última excursión hasta la fecha. ;) Aún no han publicado nada, eso es amor, y lo demás tonterí­as…. XD

Decidimos que para ir a Liverpool í­bamos a usar el bus que salí­a a las 23’30h de la noche desde la estación Victoria, más que nada porque tardamos como unas 7 horitas en llegar a nuestro destino, y hacerlo por la mañana supondrí­a desperdiciar un dí­a entero del fin de semana y gatar dinerito en reservar algún sitio donde dormir; la economí­a pudo más que la comodidad, y dormimos en el bus (algunos, creedme, lo consiguieron).

Llegamos a las seis y pico, buscamos un sitio donde desayunar (para eso las estaciones de tren suelen ser de lo más apañao… jejeje) e inmediatamente después nos pusimos a recorrer las calles de Liverpool.

reloj-en-liverpool.jpg

Mi primera sensación sobre la ciudad es de ser una copia de Londres, pero en pequeñito… :) El St. George’s Hall me quiso parecer al British Museum, una fuente cerca de la plaza donde estaba dicho Hall, era clavadita a la de Picadilly Circus (pero sin el Eros encima), y para colmo también habí­a una columna… aunque esta no era de Nelson, sino de Wellington creo recordar.

Lo que si me llamó de verdad la atención es que las esculturas de los leones delante del St. George’s Hall estaban LITERALMENTE enjaulados. XDD. Lo que nos pudimos reir cuando los vimos…. jejejejejejeje. (A mi con la risa se me olvidó hacer fotos, pero seguro que Ana o Luy tienen alguna).

Luego fuimos a ver los muelles, bastante bien aprovechados en cuanto tiendas y negocios y con varios museos, entre ellos la Tate (Liverpool), aunque yo el que más disfruté fue el Museo Marí­timo, con maquetas de barcos y maquinaria de todo tipo. :) (Será que soy chica de agua salada?? ;) ).

paseo-por-el-rio.jpg

La siguiente parte de nuestra visita fue más espiritual. Liverpool tiene dos catedrales: una Católica (llamada Catedral Metropolitana), y la otra Anglicana. Las dos son bastante modernas, en cuanto al año de construcción, aunque solo la Metropolitana lo parece desde fuera…

catedral-metropolitana.jpg

La Anglicana, sin embargo, se terminó de contruir en 1978, aunque su estilo es Neogótico (al menos eso decí­a en las guí­as), por lo que a primera vista parece mucho más antigua que la de la foto anterior. ;).

A mí­ me encantó la Metropolitana; su interior es enorme, y aún con ello, resulta acogedor. La acústica es impresionante.

Lo que más me gustó es que el altar está colocado en el centro de la iglesia, un poco alzado gracias a un par de escalones, de tal manera que todos lo pueden ver, se pongan desde donde se pongan. Los bancos están situados formando un cí­rculoalrededor del altar, así­ que nadie tiene una posición de vista privilegiada desde ellos. La simbologí­a se me hizo evidente desde que entré en la Metropolitana y ví­ la disposición del altar: Cristo (el Altar) centro de todo y sus discí­pulos (los bancos situados en cí­rculo) alrederor de él sin, ser nadie más que nadie. (Pensad lo que queráis… es mi blog!!) :P

El dí­a avanzó rápido con la visita a ambas catedrales y el cansancio hizo mella en mí­, así­ que no acompañé a Ana en su exploración del mundo de los Beatles. Preferí­ quedarme tomando un café… la razón?: a mí­ los Beatles, ni fú ni fá…. ;).

Ella por lo visto lloró mucho cuando llegó a la parte del asesinato de John Lennon, cosa que yo no me hubiera perdido, pero mi cuerpo se puso en huelga exigiendo un café para subir las fuerzas. De todas formas, ya habí­a visto a Ana llorar a lágrima viva cuando Russel Crowe muere en Gladiator, así­ que me doy por satisfecha. ;)

Para terminar el dí­a, fuimos a The Cavern Club. Con ese nombre, yo imaginaba que me iban a salir los Picapiedra por lo menos, pero resultó que era el local donde los Beatles, empezaron a tocar. Comprobamos allí­ que en Liverpool van pocos turistas, ni siquiera los adictos a la historia de ese grupo musical… muchos liverpulianos es lo que vimos allí­!

piano-woman.jpg

Después, tocó cenita reponedora en el Pizza Hut (lo que nos salvó de regresar al McDonald’s…) porque era lo que cerraba más tarde de las 18h , y seguidamente, regreso a la estación de autobús, para pasar otras 7 horitas intentando (mal)dormir hasta llegar a Londres.

Un pensamiento en “Liverpool

  1. Pingback: Catedral de la Almudena | Ociore Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s