El conciertazo

Ha llegado la hora de contar mi versión del concierto de Bon Jovi del sábado pasado. Algunos de vosotros habréis tenido un primer contacto gracias al post de Ana… aunque he de decir que precisamente yo no salgo muy bien parada en él… ;)

Primera parte: Camino de ida.

La verdad es que por poco no logramos ir al concierto en cuestión, más que nada porque Ana (pobre) confiaba en que yo mirara los medios disponibles para llegar hasta Milton Keynes, pero es que tuve una semana estresante (las lechugas se me rebelaron, los managers me hací­an limpiar las paredes con el famoso lí­quido rosa, el manager asistente me pedí­a que hiciera al mismo tiempo 26 ensaldas de atún y “doble” limpieza del fregadero….). En fin lo de siempre, aumentado por 100.

El caso es que hasta el dí­a antes, y ante los insistentes sms de desesperación primero, y amenazas después, de Ana, estuve mirando cómo llegar al sitio. Los de National Express poní­an un bus hasta allí­, pero como habí­amos tardado tanto, la página de reservas decí­a que naranjas de la china, que los buses iban petados pero que la compañí­a no iba a fletar más, así­ que si habí­as sido remolona te quedabas en casita…. No hay mal que por bien no venga, porque al mirar el tren nos dimos cuenta de que era considerablemente más barato y encima llegaba antes…

Así­ que primera parte del problema… solucionado.

Segunda parte: El “ambientillo”.

Una vez llegados a la estación de tren de Milton Keynes, empezamos a seguir las señales amarillas que nos indicaban cómo llegar al estadio de la National Bowl.

Habí­a un montón de gente haciendo la cola, y ya sabéis lo que ocurre en las colas… la gente se vuelve sociable y conoce a otra gente (eso no era un trozo de “El guardián entre el centeno” de J.D.Salinger?? “Cuando un cuerpo conoce a otro cuerpo en el campo de centeno…” o algo así­…??). Total, que nosotras conocimos dos chicas de Barcelona, Laura y Silvia, con las que la espera en la cola se nos hizo cuanto menos un poco más llevadera. Sobre todo porque habí­amos llegado allí­ a la 13h y las puertas no las abrieron hasta las 15’30h.
Hací­a un calor de escándalo (yo calculo que ese dí­a pasamos de los 28ºC), impensable para lo que es Londres y lo que habí­a estado haciendo dí­as antes… Encima estábamos en mitad del campo, verde por todos lados, árboles, mosquitos, hormigas, polverí­o y pólenes pululando a sus anchas….

La gente fue poco a poco instalándose en el recinto. Nosotras lo hicimos por la parte derecha del centro del escenario (uy, qué explicación más rara, no?). Alrededor de nosotras, y cómo en los dí­as de agosto en la Playa Victoria, los demás se peleaban por cualquier centí­metro cuadrado de hierba disponible para poner las mantitas de picnic, o sus traseros directamente.

Ya hemos dicho que el calor era impresionante, así­ que vimos a mucha gente con la parte de arriba de los bikinis, luciendo palmito… (y otras cosas que serí­a demasiado obsceno describir)… algunos directamente decidí­an quitarse las camisetas, lo cual me producí­a una cierta repugnancia, porque de todos es conocido lo poco aficionados que son los ingleses en este tipo de eventos (bueno, en general) al jabón y al desodorante… pero tenerlos que aguantar encima tan, tan, tan cerca que casi se te quedaban pegados… :S (Puag, que ascoooo!!).

Tercera parte: el concierto en sí­.

De los teloneros mejor no hablo,más que nada porque no los conocí­a, no sabí­a quienes eran… eso sí­, cuando salieron hubo algunas niñas histéricas que se pusieron a gritar… (Viendo las imágenes de los conciertos que daban los Beatles, esas en las que las fans lloraban y se desmayaban, se podrí­a decir que a las inglesas les viene por derivación genetica).

Todos estábamos esperando a que saliera Bon Jovi… y por fí­n lo hicieron. :) Jon estaba buení­simo, como siempre, con una camiseta de color caqui sin mangas (todo músculo) y sus gafas de sol… El resto también estaba bien. ;)

Cantaron muchas canciones, la mayorí­a de ellas yo ni las conocí­a, y las que se suponí­a que conocí­a (Keep the Faith, Always, Living on a Prayer…) no las reconocí­a a la primera… :( qué pena de mí­!!. Pero me lo pasé pipa, sobre todo por ver cómo Ana le endiñaba cada vez que podí­a a la china de delante por haberle quitado (inexplicablemente) la camiseta que los teloneros habí­an tirado (a nosotras) y que ella habí­a defendido no sé sabe muy bien cómo… una china frente a nuestros cuatro brazos sobre la camiseta… inexplicable… (que alguien llame a Mulder!!). Así­ que como castigo divino, a la china en el forcejeo se le rompieron las gafas (Ana espera que fueran carí­simas), y cada vez que saltábamos con la excusa de alguna canción (yo con las que conocí­a, así­ que no fueron muchas) le endiñábamos a la china…. la de cardenales que tendrí­a cuando llegó a su casa…. :P

Ana tuvo su momento “mujer ectoplásmica”, cuando casi en la tercera parte del concierto, se puso una inglesa (como todas las inglesas…. borracha perdí­a) delante de nosotras. Yo que la habí­a visto venir, le dije que si lo que querí­a era pasar, que lo hicera, pero la tí­a me dijo que ella habí­a ido a buscar a sus amigas, señalando precisamente a la china… la pobre ya podí­a haber escogido a otra pa hacerlas pasar por sus friends, porque a la china y su compañí­a la tení­amos bastante marcadas desde lo de la camiseta, así­ que la trola de la inglesa borracha no coló… ;). Ana le dijo que no podí­a estar ahí­, y levantándola por los aires, la colocó a su lado. La inglesa, no dijo ni mú, entre otras cosas, creemos, porque su capacidad neuronal estaba bastante mermada por el alcohol… reaccionó como cinco minutos más tarde dándole un culazo a Ana… Craso error!!!: Ana, que ni sintió el culazo, le preguntó si se encontraba bien, a lo que la inglesa respondió que sí­…. dos minutos más tarde, la inglesa sumó 2+2 = 4, y vió que si seguí­a con esa actitud ella terminarí­a efectivamente viendo el concierto en primera lí­nea, pero del culazo que le iba a dar Ana… así­ que prefirió hacer mutis por el foro. ;)

Última parte: el largo camino a casa.

Cuando acabó el concierto, todos nos fuimos. Perdimos de vista a las chicas de Barcelona que habí­amos conocido en la cola, básicamente porque Ana se paraba en todos los puestecitos de venta ambulante (ilegal), para ver si le merecí­a la pena comprar las camisetas de Bon Jovi por un precio que oscilaba entre las 10 y los 5 libras. Al final no compró nada de nada.

Deshicimos el camino andado hasta la estación de tren, aunque estaba casi a oscuras… habí­a partes en las que no se veí­a nada absolutamente nada, así­ que hací­amos como los demás…. “camidaaaaad hacia la luuuuz…..”.

Llegando a la estación otra vez situación estresante: cola para coger los trenes y visión futurista de que pasarí­amos la noche allí­… pero… “Don’t panic!!” , al final entramos en uno de los trenes Virgin así­ que llegamos a Londres incluso antes de lo que pensábamos…. !! :)

Resumen del concierto: Genial!!!! :D

 

2 pensamientos en “El conciertazo

  1. YA TE VALE, k he tenio k ir a la pagina de tus amigas Ana y Sonia pa ver fotos del concierto, y más detalles. Vaya libreta de notas la tuya. QUE GUAPO, QUE GUAPO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s