Tribulaciones de una D.F.M.

Este lunes se me estropeó la plancha. Así, sin más. El domingo estuve planchando y, por el contrario, al día siguiente no se encendía, con lo cual, no calentaba ni podía planchar.

Demasiado me ha durado para ser una plancha de marca blanca o “washisnai”, totalmente desconocida y que me costó apenas 30 Chf (unos 28 euros), hace 5 años.

He tenido que buscar otra. El modelo elegido ha sido este de Siemens.

plancha-nueva

No tiene mucha complicación. Es una plancha sencilla y básica. Lo que me hizo decantarme por ella es lo poco que pesa. Apenas 1 kg.

Pero mi tribulación, la tribulación de la que hablo en el título de este post tonto, es referente a una frase con la que me he topado al leer las intrucciones.

instrucciones

¿Quiere decir que si me voy a planchar la ropa al Monte Pilatus no la voy a poder usar? Del Jungfrau o el Matterhorn, ya ni hablamos, ¿no?

Pues eso…. que me quedo con la duda sobre las consecuencias de usar la plancha a más de 2000 msnm.

 

Un pensamiento en “Tribulaciones de una D.F.M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s