Einsiedeln

Aprovechando que el día estaba más o menos bueno, es decir, no nevaba, y que en esta época se ponen los mercados de Navidad, unos amigos y yo decidimos hacer una excursión de medio día a la bella localidad de Einsiedeln, situada a casi 900 metros sobre el nivel del mar.

Einsiedeln 6

Einsiedeln 11

Einsiedeln 12

Einsiedeln 8

Como curiosidad, este municipio vio nacer a Paracelso, quien es conocido por haber dado el nombre al Zinc.

El viaje en tren, que desde Thalwil no fue más de unos 30 minutos, nos mostró paisajes que nos dejaban con la boca abierta. Todo nevado, ya que Einsiedeln está al doble de altura que Thalwil. Lástima que nos sentamos en el lado equivocado del tren… pero para la próxima vez ya vamos con la lección aprendida, jajaja. Os dejo con una foto que hice a la vuelta:

Einsiedeln 9

Al llegar, nos dirigimos al mercado de Navidad, el cual localizamos sin ningún problema, porque al parecer es muy famoso y estaba llenito de gente.

Einsiedeln 10

Einsiedeln 7

Hicimos una parada técnica y cultural en la panadería Goldapfel, que tiene un pequeño museo dedicado a la producción de Lebkuechen y Schafbocken, dos tipos de panes dulces muy conocidos en esa zona y que tenían mucha fama entre los peregrinos al monasterio benedictino de Einsiedeln.

Schafbock

Porque Einsiedeln es conocida por ser lugar de peregrinación. Me ha encantado cómo la describe la Lonely Planet: “Einsiedeln es a Suiza, lo que Lourdes a Francia“. Por cierto, que también pertenece a la red de caminos que formaban parte del Camino de Santiago o Jakobswege como se dice en alemán.

Su Monasterio es enorme y bastante bien conservado. Es uno de los ejemplos más bellos de arte barroco que hay en Suiza. Los que me conocéis sabéis bien que a mí me gusta el arte más sencillo (Ravenna es siempre mi ejemplo), pero no por ello dejo de reconocer que el de Einsiedeln es magnífico. Tiene una capilla dedicada a Nuestra Señora de Einsideln, una talla de una virgen negra de 117 cm de altura.

Lo que más me gustó del Monasterio fue el trabajo de la forja en las verjas de cada una de las capillas, pero como no dejan hacer fotitos dentro, pues no os la puedo enseñar. Al menos no por dentro. Por fuera también es una pasada de bonito. :)

Einsiedeln 1

Einsiedeln 2

Einsiedeln 3

Einsiedeln 4

Einsiedeln 5

Como nota anecdótica, deciros que en la plaza donde se ubica tienen una webcam, y si tenéis curiosidad la podéis ver pinchando aquí.

Otra de las cosas que vimos es un diorama cuyo tema era el nacimiento de Jesús. Estamos en Navidad y el Belén tiene que estar presente, cómo no! :) Tampoco tengo fotos de eso… :(

Por cierto, que leyendo cosas sobre Einsideln para escribir este post me he enterado que representan, supongo que en alemán y delante de la plaza del Monasterio, cada intervalo de años que no me ha quedado claro aún, la obra de Pedro Calderón de la Barca, El Gran Teatro del Mundo.

No estaría de más intentar pillar entradas para la próxima vez que hagan la representación, aunque primero hay que saber cuándo la representarán la próxima vez y también leer la obra en español para saber de qué va… xD.

 

Un pensamiento en “Einsiedeln

  1. Pingback: Un fin de semana, dos mercadillos navideños | Vivir en Suiza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s