Casualidades que me hacen sonreí­r

Siempre se ha dicho que el mundo es un pañuelo. En el caso de Cádiz, ese pañuelo es de papel y además arrugadito. :)

Ayer, en un evento familiar, el novio de una amiga empezó a hablar y al final, caí­mos en la cuenta de que él y yo tenemos amigos comunes. Sus amigos de la infancia en el colegio fueron amigos mí­os de mi época en la cofradí­a de Afligidos, allá cuando yo tení­a 18 años…

í‰stas, son las cosas que me sacan una sonrisa; esas casualidades que hacen que las personas que creí­as olvidadas en tu memoria de repente aparezcan, a golpe de recuerdo en la memoria de una persona distinta a ti.

Recuerdas éste detalle o aquél como si fuera ayer mismo, con la misma nitidez como si no se hubieran marchado nunca, o si tú nunca te hubieras alejado de ellas, y los años no hubieran pasado por nadie.

Y no he podido evitar coger el teléfono y enviar un sms a éste amigo común, quien me ha contestado con mucha alegrí­a. :)

Qué bonito empieza mi dí­a hoy! :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s